Secuestraron en una casa mercadería que había sido robada en una pollería

Ana María Lohaiza tiene en Standart Norte una pollería que funciona hace 10 meses y temía que en algún momento iba a ser blanco de delincuentes vecinos. Le llevaron de madrugada $3.000, bebidas alcohólicas, fiambres y bandejas con milanesas. "Ya era sabido esto, venían rondando de hace rato los chicos y son los de la esquina", aseguró. La policía allanó horas después el domicilio señalado y recuperó mercadería del local y electrodomésticos de robos domiciliarios.

La víctima detuvo ayer su coche frente a la puerta de una casa situada en la esquina de la cuadra donde está su comercio y le preguntó a uno de los ocupantes si conocía a quiénes le habían robado durante la madrugada en su pollería llamada “AnyMac”. No obtuvo respuestas, pero observó en el patio de esa vivienda un jugo y una lata de fernet sin abrir que reconoció como parte de la mercadería robada.
La comerciante relató a El Patagónico que increpó al individuo y le dijo: "mirá lo que está en tus pies (envase de jugo y lata de fernet), esto está lleno", y luego los alzó para llevárselo a su negocio.
Ana María tiene su pollería y almacén sobre la calle Código 2428 de Standart Norte, frente una plazoleta y a la Escuela 221.
Comentó: "venían rondando desde hace rato los chicos (sospechados) y son los de la esquina", denunció. Cuatro días antes una vecina de avanzada edad sufrió la visita de ladrones cuando se ausentó durante media hora para dirigirse a un cajero automático. Le llevaron electrodomésticos.
Ante esa situación de inseguridad, "nosotros armamos un grupo de whatsapp con los vecinos y nos comunicamos con todos. Por eso me enteré (del robo) porque yo vivo en otro lado”, explicó.
En los días previos la comerciante daba “vueltas a las 2 o 3 de la madrugada porque sabía que iba a pasar esto. Pero anoche no vine", lamentó.
Los ladrones ingresaron entre las 4:30 y las 5 de ayer por la puerta del frente. Rompieron el vidrio de un ventanal y se alzaron con $3.000, bebidas alcohólicas, fiambres y las diversas bandejas con milanesas y hamburguesas de pollo. La mercadería fue valuada por la damnificada en más de $4.000.
RECUPERAN MERCADERiA
Ana María, resignada, temía que en algún momento iban a robar en su negocio. "Faltaba saber cuál era el día. Están todos los santos días ahí en la esquina". Incluso, los propios vecinos ayer le comunicaron por el mencionado grupo de whatsapp cuando los autores retiraban la mercadería a bordo de un auto.
La mujer describió: "cuando vino la policía había un caminito de mercadería hacia la casa de los sospechosos".
Mientras tanto, la policía de Kilómetro 8 efectuó las averiguaciones de rigor e identificó a los presuntos autores.
Así, a partir de las 18 de ayer el comisario Víctor Farsi encabezó el allanamiento al domicilio de una persona identificada como Daniel Alejandro Silva, sobre las calles Iguazú y Código 2428.
En el interior se secuestró mercadería de la pollería como bandejas de milanesas y hamburguesas de pollo. También se hallaron herramientas, computadora, impresora y otros elementos que serían el botín de otros ilícitos ocurridos en el mismo barrio, informó la policía.
Frente al robo que sufrió la comerciante reflexionó: “voy a tener que seguir adelante porque si no ellos (los delincuentes) nos están ganando a nosotros. Yo no me puedo quedar parada toda la noche a ver si me van a robar. Es mi fuente laboral, voy a seguir y no me pueden ganar. Me guste o no tengo que seguir. El barrio no puede vivir tranquilo", lamentó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico