Seguirán presos los que le robaron el arma a un policía y le dispararon

Los dos imputados de robarle el arma a un policía de la Seccional Sexta e intentar matarlo continuarán detenidos con prisión preventiva por otros veinte días, tal como lo solicitó el fiscal que investiga la causa. Se trata de Mauro Pavei y Franco Silva, quienes el 30 de diciembre emboscaron al agente y para robarle la pistola le pegaron con un hierro en la cabeza. En el forcejeo recibió un tiro en el codo y uno de los delincuentes terminó herido en una rodilla.

La revisión de la prisión preventiva que vienen cumpliendo Mauro Fabián Pavei (22) y Franco Luciano Andrés Silva (20) fue revisada por la juez natural de la causa, Mariel Suárez, a pedido del fiscal general, Héctor Iturrioz. Ello, en virtud del vencimiento de la medida que fue dictada a fin del año pasado y por el plazo de 20 días, tal como lo solicitó oportunamente el propio acusador público.
Hay que recordar que el incidente tuvo lugar a las 4:30 del 30 de diciembre, cuando el agente Gerardo Ramallo, quien presta servicios en la Seccional Sexta, caminaba por las calles del barrio Moure y fue emboscado por dos delincuentes que pretendían robarle el arma reglamentaria.
Los agresores le pegaron al policía con un hierro en la cabeza y tras aturdirlo con el violento golpe trataron de apoderarse de la pistola 9 milímetros, aunque la víctima se resistió con las fuerzas que le quedaban. De todas maneras, Pavei habría llegado a gatillarle dos veces el arma al policía mientras le apuntaba a la cabeza, pero afortunadamente las balas no salieron. De todas maneras, se produjeron dos disparos, uno de los cuales dio en el codo izquierdo del agente y el restante, en una rodilla de Pavei.
El policía Ramallo se encontraba en el lugar junto a una mujer policía y estaban allí para brindarle apoyo a una dotación de Bomberos Voluntarios que sofocaba el incendio de una vivienda ubicada en la Padre Adami 2.685.

EMBOSCADO

Según la policía, uno de los jóvenes intentó ingresar a la vivienda que se incendiaba, la policía trató de protegerlo y hubo un forcejeo. En tanto que la oficial que acompañaba a Ramallo fue sorprendida desde atrás con un puñetazo en el rostro y cayó inconsciente.
El joven había estado increpando a los policías. Ramallo no dudó un segundo en salir detrás del agresor de su compañera y, mientras pedía apoyo, lo corrió hasta la esquina de Cayelli y Bahamonde, donde lo emboscaron. Eran al menos cuatro los violentos que comenzaron a patearlo y como no podían doblegarlo, directamente le pegaron con un hierro en la cabeza.
Por ese incidente, el fiscal imputó a Pavei por el delito de robo agravado por haber sido cometido en poblado y en banda en concurso real con homicidio agravado por el uso de arma de fuego y por haber sido cometido contra un empleado policial, en grado de tentativa. Silva, en tanto, fue imputado por robo agravado, atentado, resistencia, lesiones leves y daño.
La investigación tiene un plazo de tres meses, a contar desde el 30 de enero, mientras que la medida de coerción fue prorrogada por otros veinte días a pedido del fiscal Iturrioz.
La audiencia de revisión se llevó a cabo en dos etapas: una de ellas con Silva en la Oficina Judicial. Contó allí con la asistencia de la abogada adjunta de la Defensa Pública, María de los Ángeles Garro, mientras que la de Pavei debió realizarse en el Hospital Regional, donde continuará internado y privado de la libertad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico