Según fiscal, la víctima fatal se atravesó en la carretera

La Fiscalía de Potosí concluyó que el hombre que murió el sábado cerca de Uyuni (Bolivia), cuando un competidor del Dakar 2016 lo atropelló durante la séptima etapa, atravesó la carretera sin que el piloto pudiera esquivarlo, informaron ayer los organizadores del rally.
El fiscal departamental boliviano Fidel Castro detalló que Máximo Riso, de 65 años, falleció aproximadamente a las 11:20 del sábado, en la zona de Ventillas, a 62 kilómetros de Uyuni, tras ser impactado por el vehículo del francés Lionel Baud (409, Buggy, FDS/Racing Desert 1), dice un comunicado distribuido por el Dakar.
"El fiscal explicó que el momento en que el competidor desarrollaba su paso, se apareció la desafortunada víctima, quien atravesó la carretera y pese a que el piloto intentó hacer una maniobra evasiva, no logró evitar golpearla con la parte derecha del vehículo, provocando su deceso", dice la nota oficial.
"Lamentamos esta muerte, pero entenderán que no podemos hablar de dolo, tampoco de culpa. Fue dentro de una competencia internacional, producto del cual todos los ciudadanos debíamos ser cuidadosos", afirmó el fiscal Castro.
El cuerpo de Riso fue llevado a la morgue para ser sometido a la autopsia que ordenó la ley boliviana, pero según el funcionario "por lo mencionado, no amerita la apertura de proceso alguno, ya que fue un accidente totalmente fortuito, a pesar de que el competidor hizo la maniobra y quiso evitar el hecho y no lo logró".
Castro también confirmó que "la aseguradora prevista para la competencia internacional se hará cargo del pago de la indemnización que corresponda de acuerdo al hecho suscitado".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico