Según la CEPAL, la inversión extranjera en Argentina cayó un 7,5% durante 2015

Este resultado se explica por la caída de la inversión en sectores vinculados a los recursos naturales, principalmente minería e hidrocarburos, y la desaceleración del crecimiento económico, sobre todo en Brasil.

La inversión extranjera directa (IED) real en la Argentina cayó 7,5% en 2015, respecto de 2014, si no se descuentan los pagos que el país hizo por la nacionalización de YPF, según Cepal.
Para 2016, la CEPAL proyecta que la IED se mantendrá en niveles inferiores a los alcanzados en los últimos años en toda América Latina y el Caribe, en línea con las perspectivas económicas de los países miembros.
"Podría disminuir hasta un 8%, aunque seguirá siendo un factor importante en las economías de la región, por lo que urge atraer flujos de calidad", instó la comisión en un informe difundido este miércoles en Santiago de Chile.
La IED alcanzó los 11.655 millones de dólares en 2015 y mostró así una expansión del 130% respecto de 2014, un año en el que se había contabilizado una desinversión de 6.000 millones de dólares por el pago de YPF.
El fuerte alza se explica entonces sólo porque en 2014 se contabilizó la nacionalización del 51% de las acciones de YPF que estaban en manos de Repsol y que habían pasado al Estado en 2012 por iniciativa del entonces gobierno de Cristina de Kirchner.
Al descontar el pago por YPF, la inversión extranjera directa (IED) en la Argentina había sido de 6.612 millones de dólares en 2014, nivel que fue el más bajo desde 2009, según un informe difundido por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).
Si al calcular no se hubiera descontado el pago por YPF realizado en 2014 el IED de ese año habría sido de 12.612 millones de dólares, por lo que los 11.655 millones de dólares de 2015 suponen una baja del 7,5%.
Los datos de ingreso de capitales reales indican entonces que la Argentina, según el informe del organismo de las Naciones Unidas, acompañó la marcha del resto de América Latina y el Caribe, donde la inversión extranjera directa cayó 9,1 por ciento en 2015 hasta los 179.100 millones de dólares.
Y señala Cepal que con políticas activas e integradas, los países pueden aprovechar la IED para diversificar sus economías, potenciar la innovación y responder a los desafíos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.
Este resultado se explica por la caída de la inversión en sectores vinculados a los recursos naturales, principalmente minería e hidrocarburos, y la desaceleración del crecimiento económico, sobre todo en Brasil.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico