Según su gerente, Patagonia también se veía perjudicada por la falta de control

Jorge Moreno, gerente de Patagonia Argentina, participó del acto de lanzamiento que se realizó ayer por la tarjeta SUBE. Para el empresario, su implementación puede ayudar a esclarecer qué fue lo sucedió durante su vigencia con los bonos del Transporte Educativo Gratuito y para jubilados en Comodoro Rivadavia, una de las problemáticas que durante todo este año, incluso hoy sigue causando largas colas por la constante faltante de pasajes.
Es que entiende que este sistema, similar al pago electrónico Monedero, "va a permitir sacar todo tipo de dudas respecto a la cantidad de pasajeros en el sistema".
En diálogo con El Patagónico, Moreno recordó que "cuando el jubilado pagaba 45 centavos, viajaban por mes 45.000 mil jubilados, pero desde que pusieron el tema del bono pasaron a viajar 120.000 jubilados". Por esta razón considera que "no había control".
"No pueden cargar la responsabilidad al chofer si es jubilado o no. Lo mismo pasa con los estudiantes. Nosotros por suerte tenemos claro ese control: entregamos tantos bonos; tantos usuarios utilizan el servicio", explicó.
"Del 23 de marzo al 1 de abril se entregaron 540.000 bonos y el 10 de abril no había. En siete días no se podía usar esa cantidad; entonces se habla de una malversación y no de distribución, sino de uso porque hemos verificados que había gente que no tenía nada que ver con los escolares y viajaba con esos bonos", ejemplificó, asegurando que esto también significaba un perjuicio para la empresa.
"Si el pasajero utilizaba el bono que valía 3 pesos, no pagaba el boleto real de 6 pesos. Valga decir que no solo estaba estafando al Estado, sino también a la empresa", señaló en referencia a los controles que se comenzarán a realizar a las empresas, según confirmó el gobernador Mario Das Neves.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico