Seiscientos chicos de un barrio marginado tuvieron su fiesta

Integrantes de varias instituciones comunitarias de esta ciudad posibilitaron ayer que los casi 600 chicos de familias que hace poco menos de un año ocuparon ilegalmente 187 viviendas de planes oficiales, no se quedaran sin el tradicional festejo por el Día del Niño.

Caleta Olivia (agencia)

Este fue un agasajo que tiene un profundo sentido humanitario ya que los pequeños afrontan difíciles condiciones de habitabilidad en razón que ese sector urbano, al cual los propios vecinos bautizaron con el nombre de "Esperanza", no cuenta con servicios de agua potable, gas, recolección de residuos y sólo algunas familias lograron "engancharse" a una red de energía.
En muchos casos, según contaron algunas madres a El Patagónico, suelen ser marginados en escuelas públicas y el Centro de Integración Comunitaria que se encuentra en las inmediaciones, precisamente en el amplio espectro del barrio Rotary 23.
Ellos no habían sido contemplados por organismos o entidades oficiales en los múltiples actos que se organizaron por el Día del Niño y por ello surgieron iniciativas de otros grupos y personas particulares que se fijaron como meta brindarles el agasajo que se merecen.
Por ello, desde las primeras horas de la tarde de ayer se montó un improvisado escenario con un viejo camión y un refugio en el cual se ofreció leche chocolatada y facturas.
Llegaron también jóvenes con disfraces de muñecos y payasos, se inflaron varios peloteros y castillos y se instalaron equipos de música. Por si esto fuera poco, aparecieron dos grupos murgueros para animar la fiesta, mientras algunas adolescentes se ocuparon de pintarles las caras con alegres dibujos. Además, se sortearon decenas de juguetes, en su mayoría usados, pero en impecable estado y envueltos para regalo.

BENEFACTORES
Las colaboraciones llegaron indistintamente de varios grupos y particulares como ser las ONG denominadas "Manos de Esperanza" que lidera Bruno Gómez y "Ayudantes" de Juan Pablo Sotomayor, Murga Franca, Revolución Murguera, el propietario del pelotero "Pelu" el concejal Rubén Martínez, de la comisión coordinadora del barrio que tiene como principal referente a Fernanda González y de una empresa prestadora de servicios eléctricos denominada Pecom, entre otros.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico