Sendero a Cajón Negro en Villa La Angostura

Es un paseo que dura todo el día, se puede hacer a pie o a caballo. De ambas formas no representa un grado de complejidad alto. Espectaculares postales acompañan durante el camino, y al llegar, un valle enmarcado por los cerros Inacayal, Belvedere y Filo Belvedere corona la travesía. Es punto de partida de otras caminatas por los alrededores.

En la provincia de Neuquén se encuentra Villa La Angostura, una encantadora localidad donde sus playas, bosques y montañas cambian de aspecto según las estaciones del año y ofrecen diversas alternativas para recorrer. El lugar es sin dudas sinónimo de naturaleza y todo está pensado para disfrutar de tranquilas caminatas, actividades de aventura, paseos a vela y cabalgatas de montaña.
Entre las más populares propuestas está el sendero a Cajón Negro, un anfiteatro natural cercado por el cerro Belvedere. En este un caprichoso valle con forma de semicírculo, corre un pequeño río alimentado por el deshielo en verano.
Ya sea a pie o a caballo acompañado por un guía de Parques Nacionales, se llega después de varias horas a este apacible valle, que deslumbra por su paz y las vistas gloriosas del entorno. Es otro de los lugares secretos de La Angostura a 1400 metros de altura, que bien vale el esfuerzo.
La mejor estación para hacer esta caminata es el verano, pero en otoño se muestra con los más bellos colores. La duración total del paseo es de alrededor de 9 horas y es considerado de dificultad media. Se recomienda salir bien temprano, y así tener tiempo de disfrutar acabadamente de los hermosos paisajes que regala el recorrido, en el que no es posible acampar o hacer fuego.
Para llegar se toma el mismo camino que va al mirador Belvedere y Cascada Inacayal, también dos clásicos paseos en Villa La Angostura. Saliendo por la avenida Siete Lagos (que es la ruta 231), ubicada a 1200 metros del centro comercial, se llega hasta la calle Cacique Antriao. A mano derecha sale el viejo camino al lago Correntoso. Unos 800 metros más adelante y nuevamente a la derecha comienza a subir el camino sinuoso y empinado al Mirador del Belvedere y la cascada Inacayal. Luego de andar un rato, el camino se divide otra vez, y la señalización marca la senda primero a la cascada.
La primera parte del recorrido tiene una dificultad baja. Se camina entre coihues, lengas y cañas. Luego de un rato de marcha comienzan las subidas fuertes, que indican la proximidad al arroyo Piedritas. El esfuerzo de las subidas se compensa con buenas vistas, acompañadas por el sonido del agua. Se sigue subiendo y, finalmente, la parte superior de la cascada Inacayal se hace presente. Allí, deleitando la vista con el salto de unos 60 metros de altura se realiza el primer descanso.
La segunda parte del recorrido, que lleva a Cajón Negro se inicia cruzando el arroyo y con una subida fuerte de unos 30 minutos. Luego la intensidad de la caminata baja un poco, pero la alegría no dura demasiado, porque de a poco se vuelve a ascender. La senda recorre el valle que queda entre el cerro Falso Belvedere y el cerro Inacayal. El destino es el final de este valle.
En este sitio se encuentra un paisaje de gran belleza, donde se puede observar el trabajo de los glaciares, el arroyo y el viento en su constante erosionar el terreno. Allí se toma el último descanso, para volver hacia Villa La Angostura por el mismo sendero.
La mejor estación para hacer esta caminata es el verano pero en otoño se muestra con los más bellos colores.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico