Séptimo día del juicio: declararon dos ex imputados por el crimen

Uno de los testigos reconoció que tenían un grupo en WhatsApp pero que era para juntarse a jugar videojuegos. Cabe recordar que durante la investigación se analizaron las conversaciones de un grupo que tenía Sergio Solís con amigos.

Si bien durante la séptima jornada del juicio por el crimen de Domingo Expósito Moreno cinco testigos prestaron declaración, dos fueron los más relevantes, es que tanto Gonzalo Sebastián Velázquez y José Gabriel Herrera estuvieron imputados y detenidos en la causa.

El primer testigo, amigo de Solís y González, recordó que tenían un grupo de WhatsApp junto a éstos, Masquelet e Igor y se juntaban a jugar a los videojuegos. Afirmó que conoció a Expósito Moreno una vez que se encontraba en la casa de Kesen y tocaban timbre insistentemente. Se entera del homicidio por el diario y respecto del Gol implicado en la causa estaba en la casa de González. Le pregunta de quién era, y éste le refiere que se lo había dejado un amigo. Le pregunta si lo iba a usar y se lo prestó una noche.

Al otro día lo llama Solís y le devuelve el auto a él, entonces infirió que el amigo de González que le había dejado el auto era Solís.

Seguidamente prestó testimonio Gonzalo Velázquez, quién estuvo imputado en la causa y luego fue sobreseído, recordó que se entera del homicidio el día que le secuestran el auto de su domicilio, "me entero que tenía pedido de captura". Memoró que lo llama González para decirle que tiene un auto y se acerca a su domicilio para llevárselo enganchado. Estaba desarmado porque lo querían dejar tirado para que parezca que estaba robado. Luego Herrera le comenta que se había metido en quilombo ya que ese auto había sido utilizado en el homicidio de Expósito Moreno. También recordó que González le comenta que Solís se había mandado una cagada. "Estuve preso siendo inocente", enfatizó por su tiempo en prisión preventiva. "Tuve mucha bronca" acotó y que a González le decía "en qué me metiste, me tendiste una cama".

El tercer testimonio fue el de otro imputado y luego sobreseído en la causa, José Herrera, que lo conoce a Solís por medio de González ya que convivió con este último. Se entera del homicidio por los diarios y le comenta González que su amigo se había mandado una macana, en referencia a Sergio Solís. También recordó que estuvo imputado y cumpliendo un mes de prisión preventiva en la causa.

El anteúltimo testigo que conocía a González recuerda que lo llama un día para pedirle si podía dejar un auto en su casa. "Habrán pasado uno o dos días y lo fue a buscar Galaxia con otro muchacho" y se lo llevan tirando. Se entera de todo cuando sale la dirección de mi casa en el diario. Miguel González estaba metido en todo esto como imputado en la causa.

Por último se escuchó la palabra de un vecino de Velázquez quién presenció el secuestro de un vehículo Gol gris en las 1008 que pertenecía a Velázquez.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico