Sergio Vahnovan y Dante Saiz hicieron cumbre en la montaña más alta de Alaska

Hace poco más de una semana, la bandera de Comodoro Rivadavia flameó en lo que también es llamado Monte McKinley. Walter Erroz de Mar del Plata completó el grupo de expedicionarios.

Sergio Vahnovan cambió la camiseta de San Lorenzo de Almagro –la cual estuvo en los puntos más altos del planeta- por la bandera de Comodoro Rivadavia, y hace poco más de un año comenzó a planificar una nueva travesía: llegar al punto más alto de América del Norte y Alaska, el Monte Denali (ex McKinley) que cuenta con una cumbre de 6.194 metros sobre el nivel del mar.
El jueves 9 de junio, el ingeniero de Kilómetro 3 cumplió el objetivo en compañía de otro comodorense: Dante Saiz y el marplatense Walter Erroz.
El Monte Denali, si bien no se trata de la montaña más alta del mundo, cuenta con un nivel de dificultad alto dada su ubicación geográfica. Lo que hace que sea uno de los sitios más extremos.
En este sentido, es la montaña más elevada de América del Norte y se encuentra cercana al círculo polar ártico razón por la cual se la considera uno de los lugares más fríos del mundo.
Sergio desde hace 3 años tenía la decisión de visitar esta montaña, pero la imposibilidad de conseguir compañeros para conformar la expedición hizo que recién, este año, gracias a la participación de Dante se pudiera terminar de armar el grupo mínimo requerido para afrontar el desafío junto a la adición final de Walter Erroz. El nombre de la expedición registrado en el Parque Denali es "Desde Comodoro al Denali 2016".
La llegada a la cima requiere de conocimiento previo en caminata sobre glaciar y escalada en hielo, además de experiencia en grandes altitudes.
Para poder afrontar la aventura como una expedición deportiva tuvieron que realizar una presentación previa al viaje en la seccional del Parque Nacional Denali señalando sus experiencias previas con la esperanza de recibir la aprobación de la misma. La mayoría de las expediciones en el Denali son del tipo "comercial", dirigidas por agencias habilitadas por el Parque cuyos costos hacen que sean prohibitivos para personas de nuestra región.
Los muchachos en este momento se encuentran en la ciudad de Anchorage, en Alaska, recuperándose del frio y de la larga estadía en la montaña, y con muchas ganas de retornar a Comodoro.
Desde América del Norte, los montañistas se comunicaron con El Patagónico para relatar sus experiencias y saludar a sus familias y a aquellas personas silenciosas que los apoyan día a día y en forma incondicional.
En el caso de Sergio, fue la bandera de Comodoro Rivadavia la que flameó en el punto más alto de América del Norte y Alaska. En tanto que Dante le cumplió el deseo a su hijo
Mateo y la camiseta de Gimnasia y Esgrima también estuvo presente.
Para cumplir este sueño, ambos comodorenses se tomaron parte de sus vacaciones personales laborales y la expedición fue solventada únicamente con ahorros propios.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico