Servicios colapsados y falta de seguridad

El intendente Javier Roldán precisó que "30 mil personas han arribado en los primeros días del año" y esto sobrepasó la oferta existente. Además provocó que colapsaran los servicios que se brindan, tanto en la disponibilidad de camas como de parcelas en el camping municipal.

El intendente de la localidad balnearia de Puerto Pirámides, Javier Roldán, explicó esta mañana que por la gran concurrencia de turistas -más de 30 mil- "no se alcanza a cubrir la seguridad general" y pidió mayor cantidad de policías.

Es que además, la cantidad de visitantes provocó que colapsaran los servicios que se brindan, tanto en la disponibilidad de camas como de parcelas en el camping municipal.

Roldán comentó hoy en Radio del Mar que debido a esta situación hay personas que pidieron permiso a los vecinos para poder acampar en los patios.

También se refirió a incidentes ocurridos en la zona del camping, donde se produjeron destrozos en los baños el lunes pasado cuando tuvieron que "cerrar las llaves de paso porque la gente estaba rompiendo las mochilas para ducharse y fuera del horario permitido".

De acuerdo al artículo, la situación que se vive es caótica por la necesidad de hacer un uso racional del agua potable y en el horario permitido (de 19 a 21). Roldán comentó que "la gente no entiende, han llegado a poner mangueras en los piletones de afuera para bañarse y ducharse".

También lamentó que los turistas "agreden al personal municipal que les explica la situación".

"Cuando se abren (los baños) entran y llegan a hacer las necesidades arriba de un banco. La gente, cuando utiliza los sanitarios, no tiene cuidado porque encontramos bolsas y botellas dentro de ellos. Es una locura", se quejó.


Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico