"Si Delfino está acá con nosotros es porque nos puede dar muchas cosas"

"La selección no es una clínica de rehabilitación", afirmó el director técnico del seleccionado argentino que ayer retomó el trabajo en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo para seguir con su preparación con miras a los Juegos Olímpicos.

El director técnico Sergio "el Oveja" Hernández defendió ayer la convocatoria del escolta santafesino Carlos Delfino, inactivo desde mayo de 2013 por lesión, al afirmar que su presencia "puede aportarle cosas" al juego del equipo y no sólo justificarse desde el aspecto humano, pues "el seleccionado argentino no es una clínica de rehabilitación".
"A Delfino lo veo muy bien, muy feliz con poder estar acá. Pero la selección no es una clínica de rehabilitación, si está acá con nosotros es porque nos puede dar muchas cosas, serle útil al equipo y complementarse con el resto de sus compañeros", admitió el bahiense, de 52 años, medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.
El ex NBA con Detroit Pistons, Milwaukee Bucks y Houston Rockets retornó el viernes en el amistoso con Estados Unidos, jugado en el T-Mobile Arena de Las Vegas, después de 1.170 días sin jugar. Una fractura en el hueso escafoides en mayo de 2013 demandó siete intervenciones quirúrgicas en la zona afectada y generó incertidumbre respecto al futuro.
Cumplida la gira de tres partidos por ese país, el entrenador de argentina realizó un balance de la preparación: "Aspectos negativos no veo. Cuando uno trabaja todo lo va acumulando", dijo en uno de los salones del Centro Nacional de Alto Rendimiento (CeNARD) de la ciudad de Buenos Aires, donde el equipo retornó ayer a las labores.
"Todo lo que teníamos pensado tener, lo tenemos. Por ahí, algunos pensaban que a esta altura, 'Manu' (Emanuel Ginóbili) o Carlos (Carlos Delfino) podrían haber sumado más minutos de rodaje, pero los tiempos son los tiempos, no hay razón de apurarlos", precisó el técnico.
Argentina jugó hasta el momento tres ensayos camino a la máxima cita deportiva mundial. Ganó (101-79) y perdió (92-96) con Nigeria, que será el primer rival en Río de Janeiro el sábado 7 de agosto. También cayó con el máximo candidato al oro, el representativo de los Estados Unidos (74-111), en el T-Mobile Arena de Las Vegas.
El combinado albiceleste jugará hoy desde las 21 su cuarto ensayo en la preparación. Será en el estadio de Tecnópolis en la zona de Villa Martelli, enfrentando al combinado de Australia. Mañana, en idéntico horario, se topará con la poderosa Lituania, en el mismo escenario.
"Enfrentar a esta clase de adversarios es como jugar una Copa del Mundo antes de los Juegos", bromeó el ex DT de Peñarol de Mar del Plata.
Pero el conductor del equipo argentino que obtuvo la medalla de bronce en Beijing 2008 mostró una plausible actitud y remarcó no sentirse "tan egoísta como para privar al espectador argentino" de observar "a los mejores seleccionados del básquetbol mundial"
"Por ahí la exigencia es un poco alta para este tramo de la preparación. Pero se hizo un enorme esfuerzo para traer al país a estos equipos y no soy quien para impedirle al público que no se divierta con semejante espectáculo", se sinceró.
Hernández consideró que, tal vez, "hubiese sido mejor" enfrentar a rivales de menor jerarquía "para llegar con un buen triunfo y elevar la confianza". Sin embargo, el DT sostuvo que "esa situación también puede llevar a un engaño", dijo.
Ante la consulta de Télam respecto de qué muestra o qué esconde cada seleccionador a esta altura de la preparación, el bahiense advirtió: "Le escondés lo que le vas a hacer a un adversario en el partido que te toque enfrentar por los puntos, por los 'porotos'".
"Pero tampoco soy un entrenador tan lineal como otros. A mí me gusta probar variantes, buscar alternativas, estar innovando partido a partido", expresó.
Con relación a la incidencia que tendrán los dos amistosos con el representativo nigeriano en el encuentro oficial que ambos equipos sostendrán por la apertura de la competencia en los Juegos, el DT aclaró: "A Nigeria no le mostramos prácticamente nada de lo que vamos a hacer", remarcó pero, a la vez, también señaló que "no hay lugar para demasiadas sorpresas. A esta altura todos nos conocemos demasiado", describió.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico