"Si hay alguna denuncia se dirimirá en la justicia" dijo la titular del Área Programática

Tras la acusación sobre el funcionario provincial Raún Henny, quien habría agredido a Emilio Moratinos en la vía pública, la directora de Área Programática Zona Sur, Mariana Fernández, aclaró que escuchó la versión de ambas partes y "será la justicia quien dirima" lo sucedido. "No vamos a permitir hechos de violencia de ningún agente de salud ni de ningún funcionario", apuntó.

Gabriela, la hija del conocido corredor de automovilismo Emilio Moratinos detalló la violenta situación que el martes vivió su familia con Raún Henny, director asociado del Hospital Regional, quien habría estacionado su camioneta en el ingreso a la casa de los Moratinos, mientras esperaba que su hija saliera del Instituto Martín Rivadavia. Al recriminarle la acción, el Henny habría atacado a cintazos al ex piloto.

"Que la sociedad me ayude a que esas personas que hacen política dentro de un lugar público no sean violentos", pidió la hija de Moratinos. Y señaló: "me interesa que estas personas no estén en lugares donde la gente necesita ayuda. Nosotros no tenemos el poder para actuar en las zonas que él se maneja, en esferas de poder político, y por eso su impunidad: ´apurate, apurate, haceme la boleta, decía", describó Gabriela.

Mariana Fernández, directora de Área Programática Zona Sur, fue consultada sobre tal acusación sobre el funcionario Raúl Henny. "Hoy hablé con Raúl, escuché su versión y no es la misma que ronda en los medios. Las cuestiones de las redes sociales a veces pueden demonizar a cualquiera y no se si los hechos fueron tan así", indicó Fernández en comunicación con Radio Del Mar.

Asimismo, aclaró que también conoce la versión de la hija de Moratino y "si hay alguna denuncia se dirimirá en la justicia".

"Estamos en contra de cualquier hecho de violencia, nosotros no lo vamos a permitir, de ningún agente de salud, ni de ningún funcionario", apuntó Fernández.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico