Si no hay respuestas de Nación, más de 12.000 petroleros definirán plan de lucha

"La respuesta a todo lo que pueda significar quebrantamiento de paz social pasa por la Presidencia de la Nación y las operadoras. A partir del lunes tienen 72 horas de plazo para resolver el problema, caso contrario el jueves la asamblea multitudinaria de petroleros convencionales definirá un plan de lucha que va a ser acompañado por los jerárquicos", planteó Carlos Gómez ayer al término del plenario del gremio en el que se ratificaron las panfleteadas que demorarán desde mañana el ingreso a yacimientos, y la convocatoria a asamblea el jueves de no llegar las respuestas esperadas.

Por espacio de una hora se extendió ayer el plenario de comisión directiva y cuerpo de delegados del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Chubut que, ante la ausencia de Jorge Avila, fue presidido por el secretario de Deportes, Recreación y Turismo, Héctor Millar, y reunió a 220 trabajadores que ratificaron de manera unánime las medidas que había adelantó El Patagónico en su edición de ayer.
Esto implica que el gremio llevará a cabo una panfleteada el lunes en el cruce de Rutas 3 y 26 para concientizar a trabajadores de la actividad y la comunidad en general, y aunque no afectará el tránsito de automóviles particulares aglutinará a todos los vehículos vinculados a la actividad, demorando ese día el ingreso a yacimientos. Además, y de cara a la fecha clave impuesta para este miércoles, a última hora de esa jornada se notificará a la autoridad laboral la paralización total de actividades para el jueves 21.
Ese día a partir de las 9 se espera la concentración de los más de 12.000 trabajadores que reúne el gremio para definir, en asamblea general extraordinaria, el plan de lucha a llevar adelante en defensa de las fuentes laborales de la actividad, las inversiones y la economía de la región. De la misma participarán también los petroleros jerárquicos.
En tanto, el diputado provincial Carlos Gómez afirmó que "los tiempos que maneja la Presidencia de la Nación no son los que manejamos los trabajadores y ante la falta de respuesta, si quieren una Patagonia rebelde la van a tener, eso cae de maduro: no se puede avanzar sobre un fin de mes con el incumplimiento a la conciliación, la paralización de tantos equipos y la posibilidad de despidos masivos".
Y analizó que "estamos volviendo a 1998 cuando el barril tocó la franja de los 11 dólares, 40 equipos perforadores que se movilizaban en la Cuenca quedaron paralizados y Comodoro se transformó en capital nacional de la desocupación, con mucha menos cantidad de trabajadores petroleros en actividad, porque no se puede comparar la actividad que generaba el petróleo en el 97 y 98 con la que genera hoy con casi 3.000 millones de dólares de inversión acá en el sur de Chubut", sostuvo Gómez.
Además, consideró que el desinterés por lo que sucede en la región es lo que determina la falta de respuestas. "Es la regla clara del gobierno macrista, llevar adelante la libertad de mercado: eso es lo que quedó establecido a través de los DNU y no le hacen mella la generación de conflictos sociales. El gran desafío que tenemos nosotros es ver de qué manera se procede con el Gobierno nacional para que dé la solución, no sólo a los trabajadores que es con lo que estamos insistiendo, es todo el sur de Chubut, el flanco norte de Santa Cruz y puntualmente garantizar el desarrollo de la provincia".

CONCILIACION
ROTA Y DESPIDOS
El plenario ratificó las medidas luego de analizar la situación en Tecpetrol, que decidió "violentar" la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo de la Nación con la paralización de equipos e informando a las empresas contratistas DLS y SP que debían proceder al despido de los trabajadores.
El gremio había remitido el viernes la notificación a la autoridad laboral denunciando la "violación" de la conciliación y ratificando en cambio el compromiso del gremio de respetar los plazos, de acuerdo al documento ya remitido a Presidencia de la Nación tras la reunión en Rawson del lunes pasado.
El documento en cuestión establece el miércoles 20 como plazo para obtener una respuesta de la esfera central, y es en función de este que se convocó la asamblea. "La respuesta a todo lo que pueda significar quebrantamiento de paz social pasa por la Presidencia de la Nación y las operadoras, a partir del lunes tienen 72 horas de plazo para resolver el problema, caso contrario el jueves la asamblea multitudinaria de petroleros convencionales definirá un plan de lucha que va a ser acompañado por los jerárquicos", sentenció Gómez ayer.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico