Siempre bien depilada

Conseguir una buena y eficaz depilación es una de las preocupaciones más importantes para las mujeres. Por ello te dejamos algunos consejos sobre los distintos métodos de depilación.

A lo largo de la historia se han desarrollado múltiples y variados métodos de depilación. La elección de uno u otro dependerá fundamentalmente de las necesidades de cada mujer y de importantes factores como las características de la piel, el tipo de vello y la zona que se quiera depilar.
Afeitar: aunque es un sistema rápido y cómodo, eliminar el vello con una maquinilla de afeitar puede causar pequeños cortes sobre la superficie de la piel que, además de molestar y picar, resultan antiestéticas.
Este afeitado corta el borde del pelo y lo deja con una forma afilada, lo que hace que éste crezca más grueso y áspero. El vello eliminado de esta manera aparece al poco tiempo y como su acción es abrasiva, la piel queda irritada y seca.
Cera: la depilación con cera caliente no es conveniente para las mujeres que sufren insuficiencia venosa o varices ya que ese calor dilata los vasos sanguíneos. Por eso poco a poco se impone el uso de ceras frías, bien en formato roll-on o papeles, que realiza la misma función pero sin calentamiento previo.
Entre los beneficios de este sistema, se destaca su efecto exfoliante ya que elimina las células muertas de la superficie de la piel. Al arrancar el pelo desde la raíz crece más fino y débil, lo que hace que en próximas depilaciones se sienta menos dolor. Sus resultados son los más duraderos ya que la piel se mantiene perfecta entre 3 y 4 semanas.
Crema depilatoria: gracias a este proceso químico, el vello se disuelve de forma redondeada y al crecer se nota menos áspero que con las cuchillas y su efecto dura más. Es un sistema indoloro y cómodo de usar que se presenta en diversas variedades adaptadas a cada tipo de piel, incluso a las más sensibles y con problemas de irritación.
Maquinillas eléctricas de arranque: tardarás unos veinte minutos en depilarte las piernas enteras. Los resultados se mantienen durante tres o cuatro semanas porque la máquina pinza el pelo y lo arranca con la raíz. Las podes usar en todo el cuerpo, excluyendo la zona de la cara y si elegís un aparato con banda antidolor, la molestia se amortiguará bastante
Láser: la depilación láser es el método de elección para combatir el exceso de pelo en zonas no deseadas.
Después de las sesiones correspondientes para cada zona, por ejemplo entre 6 y 8 para mentón, 8 a 10 para piernas y entre 4 y 6 para axilas y cavado, se logra reducción de pelo entre un 80 % y un 90%. Este número de sesiones es para aquellas mujeres que no tienen problemas endocrinológicos.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico