"Siempre me imaginé que iba a llegar a la NBA"

"El básquet me dio un montón de cosas. Creo que traté de devolver, incluso después del problema en el corazón, tuve una segunda oportunidad de jugar tres años y ya después, en la vida uno hace planes y la vida te pone otros. Creo que no le pude pedir más al básquet. Si darle todo lo que pude y creo que de esta manera, interactuar con los chicos. Teniendo una hija, uno aprende en lo que están pensando, a llamar la atención, se asustan o ya incluso ya pasó mucho que no me han visto jugar. A veces uno tiene algunos truquitos que pueden mentir un poco al lado del aro", afirmó Fabricio Oberto ayer en una pausa de la clínica que brindó ayer en el Socios Fundadores.
"Siempre me imaginé que iba a llegar a la NBA. En mis caminos tuve problemas con una gente que de ahí no quise saber más nada. Y a los 30 se me dio una opción, porque uno toma decisiones y tiene que estar. Comprar la parte del contrato que me había quedado con Valencia, para quedar libre. Todas esas son opciones que uno toma y cabeza dura, creo que esa es la clave", argumentó el ex Atenas de 41 años.
"Fue de las más duras, porque ver a mis compañeros, amigos jugando ahí, uno está afuera y tratar de comentar eso. En los Juegos de Londres no los vi, no miré ningún partido así que imaginate como fue. Cuatro años después todavía tenés esa carga emocional que tenés al verlo a Manu (Ginóbili). Me faltó irme de la manera que soñé, irme y terminar de alguna manera. Pero bueno, son las cosas, no me puedo quejar en nada del básquet".
También se refirió al momento por el que atraviesa su querido Atenas de Córdoba en la Liga Nacional de Básquetbol, donde actualmente ocupa la penúltima posición en la Conferencia Norte.
"Trabajo, hay que cambiar cosas y creo que el club está tratando de hacerlo. Sin dudas que preocupa porque es un equipo con muchísima historia y uno quiere que siempre esté en los lugares de arriba. Todo se recupera con una línea y creo que el club está haciendo las cosas para mejorar. Así que hay que esperar, uno tiene que tener paciencia en los procesos", afirmó.
Además, y cerrando la entrevista en la que estuvo El Patagónico, Oberto habló en breve sobre su nuevo rol: la radio y la televisión. "Creo que soy un aprendiz de todo. Aprender de esta entrevista, uno puede sacar cosas, Respeto mucho a toda la gente que son periodistas, que estudien y que cuentan. Tienen objetividad y creo que eso es muy bueno", sentenció este jugador retirado pero que en las canchas todavía se recuerda su enorme talento, que lo llevó a jugar la LNB, el básquetbol europeo y nada menos que la NBA.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico