Sigue el conflicto en Conicet: Barañao faltó a reunión y becarios cortan la calle

Durante la protesta en el Ministerio, algunos investigadores lavaron platos en alusión al episodio ocurrido en 1994, cuando el por entonces ministro Domingo Cavallo mandó a realizar esa acción a la socióloga Susana Torrado, en medio de una serie de recortes en el área.

Los becarios del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), organizaciones gremiales y agrupaciones continúan la toma del Ministerio de Ciencia y Tecnología iniciada el lunes contra el recorte presupuestario que, según denuncian, deja afuera a 489 aspirantes a la carrera de investigador que ya había aprobado su ingreso. A la medida, se sumó un corte de calle en la zona del ministerio, más precisamente en Godoy Cruz, al 2.300, luego de que el titular de esa cartera, Lino Baraño, no los recibiera en la mañana de ayer, como había prometido.
El martes, un grupo de los manifestantes mantuvo una reunión con el funcionario, a quien entregaron un petitorio por el recorte del 60% en los ingresos en el Conicet. Unos 500 aspirantes a investigadores del Conicet quedaron afuera de la posibilidad de ingresar como investigadores debido al fuerte recorte presupuestario.
El petitorio en reclamo de mayor presupuesto y más becas para los investigadores estaba dirigido a Barañao y al director del Conicet, Alejandro Ceccatto.
"El viernes 16 de diciembre se dieron a conocer los resultados de la convocatoria a la carrera de investigador científico que confirman el feroz recorte en el Conicet: de los 874 recomendados por las distintas comisiones, sólo fueron aprobados 385 ingresos", señaló el documento.
Las protestas contra el recorte presupuestario en el Conicet también tuvieron lugar en Córdoba, Rosario y Salta, entre otras ciudades.
La becaria doctoral del Conicet y representante de la agrupación Jóvenes Científicos Precarizados (JCP), Lucila D' Urso, afirmó en declaraciones periodísticas que a partir de las medidas tomadas "hay riesgo de fuga de cerebros porque si el Conicet no nos da una inserción laboral no hay otros ámbitos de trabajo".
"Venimos de una situación laboral muy precaria, estos son despidos aunque los quieran disfrazar de conveniencia académica", dijo.
En este marco, el martes en Casa Rosada el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, encabezaron la ceremonia de entrega de los premios Houssay, que desde 2009 funciona como un reconocimiento del Estado a los científicos más destacados del país en todas las disciplinas.
Los premiados, encabezados por la ingeniera química Noemí Zaritzky, entregaron una carta a los funcionarios recordándoles que un centenar de sus colegas cumplían en ese mismo momento 24 horas de toma pacífica del edificio del Ministerio de Ciencia en rechazo al recorte en los ingresos al Conicet.
En la carta, los científicos exigieron "que se reconsidere la decisión de no incorporar como investigadores a los postulantes recomendados" para ingresar al Conicet, y aseguraron que el ajuste "contradice las promesas formuladas por la presente administración en las elecciones nacionales de 2015".
Durante la protesta en el Ministerio, algunos investigadores lavaron platos en alusión al episodio ocurrido en 1994, cuando el por entonces ministro Domingo Cavallo mandó a "lavar los platos" a la socióloga Susana Torrado, en medio de una serie de recortes en el área que llevaba adelante el gobierno de Carlos Menem

SE EXTIENDE LA PROTESTA

Trabajadores, investigadores, becarios y docentes del Conicet La Plata tomaron ayer el edificio del organismo de manera pacífica por tiempo indeterminado en apoyo a la medida similar que se desarrolla por tercer día consecutivo en la sede del Ministerio de Ciencia de la Nación para reclamar más presupuesto para el sector, denunciar despidos y falta de renovación de contratos.
Entre los reclamos, los trabajadores piden una partida extra para reincorporar a 489 aspirantes a la carrera de investigador. Desde el gobierno nacional se aseguró que el Presupuesto para Ciencia aumentó un 50% para 2017 y un 25% el del organismo, mientras que admitieron que el Conicet "quizás no crezca como antes".

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico