Sigue el operativo para rescatar en Chile a dos mineros atrapados

Sondas detectaron que el lugar está totalmente inundado por lo que son escasas las esperanzas de encontrarlos con vida.

El Gobierno de Chile confirmó ayer que continuará con el operativo de rescate de los dos obreros que están atrapados desde hace nueve días en una mina de oro en el sur del país, a la altura de la localidad argentina de Los Antiguos, pese a que las sondas detectaron que "el lugar está totalmente inundado".
"El mandato que tenemos de la presidenta Michelle Bachelet, desde el día uno, es diagnosticar la situación para seguir avanzando. Cada información se ha transparentado de manera responsable", señaló a los periodistas la ministra de Minería Aurora Williams, citada por la agencia EFE.
Afirmó que pese a confirmarse la existencia de agua "en el nivel 55 de la mina Delia 2", donde podrían haberse refugiado los trabajadores, "se seguirá con el rescate de los operarios".
"Este es un accidente minero que tiene características catastróficas. La expectativa era que en el nivel 55 hubiera un bolsón de aire, pero los niveles de agua al interior de la faena alcanzaron el mismo nivel de la laguna (que está al lado de la mina)", añadió la autoridad.
Aseguró que las sondas "continúan trabajando" y que también "siguen desplegados todos los esfuerzos que fueron comprometidos con las familias, dirigentes y la comunidad de Chile Chico", a 1.800 kilómetros al sur de Santiago, donde se ubica el yacimiento.
"Hoy las posibilidades son menores, pero seguiremos trabajando. No vamos a claudicar", enfatizó.
En tanto, los trabajadores de la mina señalaron como opción la posibilidad de "crear una nueva entrada al yacimiento en paralelo, mientras se retira el agua que lo inunda".
La idea es crear un acceso seguro para los equipos de rescate que, eventualmente, podrían sacar a sus compañeros que están atrapados en el interior.
El sábado por la tarde, el general de Brigada del Ejército chileno Fernando San Cristóbal, quien está a cargo de las tareas del rescate, confirmó también que "la mina estaría inundada completamente".
Asimismo, el alcalde de Chile Chico, Ricardo Ibarra, reconoció de que "hay un 99 por ciento de posibilidades de que (los mineros) no estén con vida".
El funcionario dijo no obstante que "hay que mantener la fe", pese a que "es un momento difícil y lleno de angustia".
"El pueblo está golpeado, las familias muy dolidas y los trabajadores mineros y toda la comunidad están afligidos", señaló el alcalde en declaraciones a radio Biobío.
Los mineros Enrique Ojeda (34) y Jorge Sánchez (25) trabajaban en una galería a unos 1.300 metros de la entrada de la mina Delia 2 y a unos 250 metros de profundidad en línea recta, cuando el pasado viernes el lugar se inundó al colapsar un muro.
En setiembre de 2016 otro accidente afectó la mina, propiedad de la canadiense "Mandalay Resources", tras la manipulación de un cartucho de dinamita que provocó una explosión que dejó como saldo un muerto y dos heridos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico