Sigue la protesta frente a SP mientras la empresa ya presentó la quiebra

Son quince trabajadores que reclaman su indemnización. Cumplen tres semanas apostados frente al portón de la empresa en el barrio Industrial.

SP Argentina presentó el concurso preventivo y ya está publicado en la segunda sección del Boletín Oficial de la Nación del lunes último. La crisis en esa empresa no despeja el conflicto con sus trabajadores, en especial con los 15 que junto a sus familias reclaman las indemnizaciones acordadas por retiros voluntarios.
Hoy cumplen tres semanas en la puerta de la empresa en el barrio Industrial los operarios y sus familias. De hecho, el hijo de uno de los voceros, Javier Levicoy, celebró su cumpleaños con un castillo inflable en el portón de la empresa, donde también pasaron Año Nuevo.
Marcial Paz, secretario de Trabajo de Chubut, informó ayer que intimó a SP Argentina a pagar las indemnizaciones acordadas. "La empresa ha mentido a los trabajadores y a este secretario con informaciones cruzadas", cuestionó el funcionario del gabinete de Mario Das Neves.
El encargado de la cartera de Trabajo indicó que en el entramado legal los trabajadores encuadran en una "desvinculación por mutuo acuerdo", que tendría algunas leves diferencias con el concepto de retiro voluntario, según establece el artículo 241 de la Ley de Contrato de Trabajo.
Paz precisó que pueden retenerse las facturas no cobradas a modo de embargo para saldar las deudas con los trabajadores. "Vamos a evitar este proceso. Esperamos que prime la racionalidad y criterio de pagar a los trabajadores en el término de estos días según lo acordado", manifestó el funcionario provincial.
En diálogo con El Patagónico, los familiares de los trabajadores mencionaron un encontronazo con algunos de los compañeros que quisieron ingresar a la compañía. "Sabemos que ellos están trabajando pero hubo un malentendido. No estamos para pelearnos entre compañeros, aunque hay personas que quieren eso", dijo Javier Levicoy.
A lo largo de 2016 hubo 140 desvinculaciones en SP y en todas fueron pagadas las indemnizaciones, sólo resta este grupo de 15. "No estamos pidiendo limosna, estamos pidiendo lo que es nuestro. Trabajamos gran parte de nuestra vida en la empresa, una empresa de prestigio que lamentablemente la vaciaron y la destruyeron", apunto.
"Estamos apostados día y noche, la base la vamos a seguir teniendo tomada y no vamos a permitir el ingreso de nadie pero siempre en buenos términos", agregó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico