Sigue prófugo uno de los condenados que cumplían prisión domiciliaria por falta de inodoros

El sábado 1 de marzo de 2014, Damián Vera se vengó de una paliza recibida por parte de Alberto Gordillo y le disparó un tiro que le pasó cerca del corazón. Por ese hecho estaba alojado en la alcaidía, donde fue uno de los diez presos que el 11 de noviembre benefició el juez Jorge Odorisio con la prisión domiciliaria por falta de inodoros. Ahora Vera es el único que no volvió al pabellón 5 tras los arreglos.

Damián Leonardo Vera, integrante de la familia de los "Quico" –conocidos en la parte alta del barrio La Floresta- está prófugo de la Justicia. Es el único que ayer no regresó al pabellón 5 de la Alcaidía Policial luego de que se dejaran en condiciones los sanitarios y las duchas del recinto carcelario.

Vera debía permanecer en un domicilio de la Fracción 14, Manzana "N", Parcela 6, pero allí no fue hallado desde el miércoles por efectivos de la Seccional Quinta que dos veces al día visitaban su domicilio para comprobar que cumpliese con la prisión domiciliaria que le había otorgado el juez de ejecución Jorge Odorisio, tras el reclamo de habeas corpus por la falta de inodoros en el pabellón. Tenían uno para 10.

Según informó el jefe de la Alcaidía Policial, Víctor Farcy, Vera no se encontraba desde el miércoles de la semana pasada, por lo que desde la Seccional Quinta se realizó un informe al respecto que fue elevado al juez de ejecución. De esa manera se sumó a otros dos reos que violaron el arresto domiciliario: Pablo "Bizcocho" Barrientos y Miguel Alberto Baeza.

Barrientos cumple una condena en juicio abreviado por robo agravado a la estación de servicio 13 de Diciembre en el que el 20 de julio de 2012 uno de los asaltantes le pegó un tiro en la cabeza al policía Nelson Godoy, quien fallecería un día después.

Baeza, por su parte, cumple prisión por un homicidio y otras causas como robo agravado y tenencia de armas de fuego.

Según el titular de la alcaidía, Víctor Farcy, Vera cumple prisión por "robo agravado". El 1 de marzo de 2014 a las 21:30, en Araucarias y Huergo, el tío de "Los Palomo" se cruzó con Alberto Gordillo cuando éste salía de comprar de un comercio y le disparó un tiro en el intercostal que le pasó muy cerca del corazón.

Según la Policía, Gordillo le había dado una paliza días antes a Vera, por lo que claramente se trató de un ajuste de cuentas. Vera es conocido en el ambiente policial por los antecedentes de la familia que conforma, y ahora tiene vigente un pedido de captura por parte del juez de Ejecución.

Ayer el pabellón 5 fue habilitado luego de los trabajos de reacondicionamiento. Farcy comentó que ahora los presos tienen dos inodoros y tres duchas en condiciones, por lo que los nueve que volvieron fueron encerrados nuevamente por la Policía.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico