Siguen los aumentos: ahora el gas y el agua suben hasta un 300 y un 375 por ciento

Con el nuevo escenario, una familia que hasta ahora pagaba 34 pesos por mes de gas (68 por bimestre), ahora deberá hacerlo por 131 pesos, en los casos de mayor consumo. Según se estima, la tarifa social del gas para personas que venían abonando 11 pesos será ahora de 48 pesos.

A la par de los aumentos en las tarifas del transporte público y las naftas, el Gobierno nacional publicará hoy en el Boletín Oficial un nuevo tarifazo: en este caso será el turno del gas y el agua y los incrementos serán del orden del 300 y 375 por ciento, respectivamente. Sin embargo, los cargos contarán con cuadros tarifarios sociales para los sectores más vulnerables.
Con el nuevo escenario, una familia que hasta ahora pagaba 34 pesos por mes de gas (68 por bimestre), ahora deberá hacerlo por 131 pesos, en los casos de mayor consumo. Esta situación refleja el caso de hasta el 70 por ciento de las familias de la Ciudad de Buenos Aires. Según se estima, la tarifa social del gas para personas que venían abonando 11 pesos será ahora de 48 pesos por mes, un aumento equivalente al 336 por ciento.
El Gobierno estima que, a razón de todo el territorio residencial del país, el aumento rondará el 200 por ciento.
Por parte del agua, Agua y Saneamientos Argentinos S.A. (AySA) aumentará sus servicios casi un 300 por ciento (297, precisamente), en consonancia con lo acordado con la Subsecretaría de Recursos Hídricos, a partir del 1 de abril. En rigor, quien pagaba 50 pesos por mes por el agua y el sistema de cloacas (100 por bimestre), a partir de hoy abonará 400 pesos.
La tarifa promedio se estima que es de 32 pesos (por cada servicio y mes), y pasará a ser de $95 mensuales. Desde AySA confirmaron que una familia tipo pagará a partir de abril unos 125 pesos por mes y servicio.
Las familias subsidiadas tampoco escaparán al aumento de tarifas. Quienes estaban subsidiados por hasta un 50 por ciento del total verán una reducción de la mitad de esa ayuda, llegando a un 25 por ciento subsidiado. De esta manera, los sectores más vulnerables serán también los más afectados, ya que en total sufrirán un aumento del 375 por ciento. Por otro lado, los que eran beneficiados con subsidios menores (5 o 25 por ciento), dejarán de contar con ellos.
Sin embargo, se espera que los sectores de menor poder adquisitivo sean subsidiados de manera focalizada y especial, con hasta una quita total de la tarifa o aplicando una de 42 pesos por mes y servicio.
Según consignó el periódico Ambito Financiero, voceros de AySA explicaron que la medida "tiene como objetivo rescatar a la empresa de la situación deficitaria en la que hoy se encuentra y permitir que todos los recursos del Estado nacional se inviertan en expandir los servicios y en llevarles agua potable y cloacas a quienes aún carecen de ellas".

"LA TARIFA ERA BAJA"
El ministro de Energía, Juan José Aranguren, dijo que la suba de tarifas aplicada al consumo de gas es producto de un "aumento de la demanda debido a que la tarifa ha sido baja" en los últimos años y sostuvo que lo que hizo el gobierno de Mauricio Macri al triplicar el precio del servicio fue "una implementación gradualista" de incrementos.
Además, reconoció que "no podemos satisfacer con producción local" la demanda de gas y aludió a "la herencia" que dejó el anterior gobierno para avalar los incrementos. Negó que el Gobierno haya aplicado "un shock" de aumentos en las tarifas. "Todavía no estamos recuperando el costo de producir energía eléctrica y el costo de generar gas y petróleo en la Argentina", añadió durante una entrevista con radio La Red.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico