Sin ascensor, los tubos de oxígeno y la comida se transportan por escaleras

Aunque el pago del arancelamiento frenó la posibilidad de que se avance en medidas de fuerza, las condiciones de trabajo en el Hospital siguen siendo la principal preocupación de los trabajadores de la salud.

En la jornada de hoy se llevó a cabo la asamblea de trabajadores del Hospital Regional que fue convocada incluso antes del receso invernal. El primer tema planteado era el reclamo del pago de arancelamiento que debía hacerse efectivo el pasado mes de julio.

"Lo pagaron con los haberes de julio, asique por ese lado estamos conformes", señalaron desde el gremio. No obstante, quedaron en evidencia viejos problemas en las condiciones de trabajo, agravados en las últimas semanas.

En el Hospital hay cuatro ascensores pero nunca funcionaron las cuatro unidades plenamente, y que en las últimas semanas, uno solo quedó habilitado con lo cual todo lo que no sea traslado de pacientes se complica.

"Los tubos de oxígeno y la comida deben ser subidos a los pacientes internados por las escaleras y deambulan por los pasillos con los peligros de contaminación que eso implica", lamentó el dirigente de ATE Gerardo Coronado. Se desconocen en este contexto los plazos de reparación porque el servicio de mantenimiento está tercerizado.

Ahora, los trabajadores esperan que esta lamentable situación sumada al abandono edilicio del Hospital y la preocupante falta de medicamentos llegue a oídos del ministro de Salud Leandro González y que se contemple este tema dentro de los diálogos que se esperan restablecer en el ámbito de paritarias.

Hasta el 13 de agosto señalaron desde el gremio que se establece un plazo de tiempo para retomar la mesa paritaria que el sector exige con el principal reclamo de superar el porcentaje de incremento salarial en un año, donde los precios crecieron exponencialmente.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico