Sin fuerzas, acalambrado y llorando terminó la maratón

El entrerriano Federico Bruno completó la prueba más tradicional de la fiesta olímpica de una forma muy particular debido a una lesión que le impidió correr en condiciones normales. Mirá el emocionante video.

"En el kilómetro 30 empezaron los calambres que no me dejaban terminar la prueba pero yo quería ser olímpico y para ser olímpico hay que terminar la prueba. Tenía acalambrada hasta la boca pero lo puede hacer", dijo el entrerriano Federico Bruno, el argentino que fue último en la maratón de los Juegos Olímpicos Río 2016.

Su historia y el final de su prueba serán una de las grandes anécdotas de la fiesta olímpica. Cruzó la meta trotando de costado porque por los calambres que lo afectaron durante los últimos siete kilómetros no le permitieron de frente.

Su objetivo era llegar, terminar y lo hizo tras 2 horas, 40 minutos y 6 segundos, 31 minutos y 21 segundos más que el ganador, el queniata Eliud Kipchoge.

"Otro capaz que en mi lugar hubiese abandonado pero yo preferí llegar, a pesar de que el cuerpo no quería eso, quería que pare, pero mi cabeza quería llegar", comentó Bruno en TyC Sports al término de la carrera y añadió: "En el km. 35 no podía más y me quedaban 7 más, parecía un viejo de 100 años o peor, un viejo corre mejor, pero yo quería ser olímpico y para ser olímpico hay que terminar la prueba", finalizó.

El entrerriano Federico Bruno, de 23 años y nacido en la ciudad de Concordia, fue el último en subirse a los nominados para el maratón. Es que en un principio aspiraba a clasificar a los 1.500 metros, algo de lo que desistió debido a algunos contratiempos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico