Sindicalistas renuevan reclamos al Gobierno por despidos y recesión

"Si no se terminan los despidos y las suspensiones es inevitable que vayamos a una confrontación. La Mesa tiene que tener esto como tema dominante", remarcó el integrante del triunvirato obrero que conduce la Confederación General del Trabajo.

Uno de los secretarios generales de la CGT, Juan Carlos Schmid, advirtió que "es inevitable que se vaya a una medida de fuerza" a comienzos de 2017 "si este rumbo se mantiene con efectos negativos", aunque reclamó "sentido común" para evitar un paro nacional.
El titular del Sindicato de Dragado y Balizamiento también reclamó que en la reunión del miércoles de la Mesa del Diálogo para la Producción y el Trabajo el "tema dominante" sea frenar los despidos y las suspensiones.
"El año que viene si este rumbo se mantiene con estos efectos negativos es inevitable que se vaya a una medida de fuerza. Espero que encontremos el sentido común y evitemos todo esto. El paro es una medida extrema, es una consecuencia", sostuvo el referente gremial.
En diálogo con Radio Mitre, el líder de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte señaló que durante la movilización que realizó el pasado viernes la CGT junto a movimientos sociales en el Congreso "además de la emergencia social, el reclamo duro de los sindicatos y el mundo formal era que se termine con los despidos y las suspensiones".
"Si no se terminan los despidos y las suspensiones es inevitable que vayamos a una confrontación. La Mesa tiene que tener esto como tema dominante", remarcó el integrante del triunvirato obrero que conduce la Confederación General del Trabajo (CGT) junto a Rodolfo Daer y Carlos Acuña.
Por su parte, Luis Barrionuevo, titular del gremio de los trabajadores gastronómicos, advirtió que "es necesario que no se sigan incrementando la pobreza, la desocupación y la recesión".
En diálogo con radio Continental, agregó: "Espero que el retiro espiritual los inspire. Llevamos un año de investigación con la obra pública... bueno, ya está, ahora tienen que arrancar".
"Le estamos diciendo al Gobierno: 'Pónganse las pilas y empiecen a gobernar en serio y a dar soluciones'. Esperemos que no tengamos que hacer un paro, porque no es bueno para nadie, pero nunca se descarta", aseveró.

EMERGENCIA SOCIAL

Por su parte, y con respecto a la Ley de Emergencia Social, uno de los temas clave en el reclamo sindical, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, opinó que la ley "así como está es una ley incompleta y no muy seria".
"La discusión se dará en Diputados, pero así como está es una ley poco clara, incompleta y no muy seria", sostuvo.
El funcionario dijo que "Argentina tiene un gravísimo problema social y de pobreza y nos parece uno de los temas más importantes, por eso nosotros no vamos a trabar el debate".
"Yo también estoy de acuerdo con crear un millón de trabajos, pero hay que discutir cómo se hace, de dónde salen los recursos. Si el Estado puede administrar eso o no, o si hay que generar incentivos para que se creen puestos de trabajo en el sector privado", agregó en declaraciones a Radio Mitre.
Frigerio reconoció que "fue una marcha importante" la que realizó la CGT junto a movimientos sociales, en la que la central obrera advirtió que "se terminó el tiempo de espera". "Puso sobre la mesa cosas a las que nosotros dimos relevancia. Nosotros reconocimos la dimensión del problema, y estamos abocados a reducir la pobreza para llegar a nuestro objetivo de pobreza cero. No podemos más que estar de acuerdo con esa visión", concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico