Sindicato petrolero respondió a las acusaciones de la empresa Margus

Referentes del Sindicato de Petróleo y Gas Privado, junto a ex trabajadores de la empresa de transporte de personal Margus SRL, ofrecieron en la tarde del martes una conferencia de prensa en la sede del gremio, en la cual contrarrestaron las denuncias que formuló el titular de la firma, César Herrera, contra el secretario general, Claudio Vidal.

Caleta Olivia (agencia)

De la rueda de prensa también tomaron parte el presidente de la Cámara de Empresas de Transporte de Zona Norte, Martín Michelena, junto a la vicepresidenta, María Rosa Herrera, quienes se manifestaron de manera muy crítica con el empresario Herrera y respaldaron a la actual conducción del sindicato petrolero.
El primero en tomar la palabra fue el secretario gremial, Rafael Guenchenen, quien señaló que "la empresa Margus durante muchos años tuvo varias falencias que repercutían de lleno en los trabajadores petroleros".
Añadió que "este sindicato venía haciendo sus reclamos y lamentablemente es una empresa que cada vez que había un conflicto tenía mucha llegada política y llamaba a diputados y senadores que querían ocultar el reclamo de los trabajadores. Pero este sindicato, como lo hace con todas las empresas, viene peleando por lo que corresponde para los compañeros", sostuvo.
Al mismo tiempo, Guenchenen manifestó que "muchos trabajaban en esa empresa y lamentablemente no se les reconocía el esfuerzo. Se les hacía subir a sus puestos laborales sin seguro, sin aporte y con sueldos en negro, lo que llevó a que este sindicato decida respaldar fuertemente a los compañeros y pelear por lo que les corresponde".
El representante del gremio también dio cuenta de que "entre las irregularidades registradas por parte de Herrera, se detectó la situación de un trabajador despedido tras ser electo como delegado, como así también la coacción para rubricar pagarés en blanco, bajo el discurso de que era 'política de la empresa'".
Finalmente, señaló que "estas situaciones transcurrían con naturalidad hasta la llegada de la actual conducción del sindicato, que comenzó a regularizar los reclamos, lo que habría generado el malestar del propietario de la firma".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico