Sindicatos y petroleras negociaban acuerdo por la estabilidad laboral

Los gremios del sector quieren que Tecpetrol revise su idea de reducir la actividad, en tanto que con PAE buscan acordar que tras el plan vacacional vuelva la totalidad de los 1.400 trabajadores afectados. Los subsidios a la industria petrolera tienen vigencia hasta mañana.

Los sindicatos petroleros con influencia en Chubut y las operadoras Tecpetrol y Pan American Energy (PAE) tuvieron ayer el primer encuentro para darles garantías a los trabajadores de continuidad laboral. Al cierre de esta edición todavía seguían los contactos y desde el Gobierno nacional también prestaban atención. De hecho, se esperaba una comunicación con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca (h).
La marcha petrolera del lunes pasado logró su objetivo: llamar la atención de las empresas y del Gobierno nacional que hoy encabeza Mauricio Macri. Así, las primeras que llamaron para concretar una reunión fueron Tecpetrol y PAE, citas donde estuvieron el petrolero Jorge Ávila, el jerárquico José Llugdar y el intendente Carlos Linares. En el transcurso de la tarde se sumo el ministro de Hidrocarburos provincial, Sergio Bohe.
La comunicación era muy hermética anoche, dejando trascender muy pocos detalles. En líneas generales, los sindicatos querían que Tecpetrol realinee su inversión para que no reduzca la actividad en sus yacimientos, y con PAE para que garantice que el 100% de los 1.400 petroleros afectados al plan vacacional vuelvan al campo.
El marco de incertidumbre tiene eje en los subsidios a la industria petrolera, que permiten que los precios en Argentina del barril de crudo estén por encima de los valores de referencia internacional. Ayer el WTI y el Brent –de referencia en el país para la exportación- cotizaban en algo más de 37 dólares.
Esos estímulos a la actividad tienen vigencia hasta mañana. De acuerdo al texto de la norma que lo contempla, podría estirarse un año más si el Gobierno nacional así lo decide. Sin embargo, esa era una política de la anterior gestión y la presidencia de Mauricio Macri mantiene una postura de revisión de este tipo de inyección de dólares a las industrias.
La posibilidad de que los gremios tengan un encuentro con el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, solamente era posible si había un acuerdo entre los sindicatos y las empresas. El ex CEO de Shell iría para poner la firma, pero anoche las negociaciones seguían muy tensas.

MENOS ACTIVIDAD

Tecpetrol anunció una reducción de su actividad en un 40% en las áreas que tiene en Chubut (El Tordillo, La Tapera y Puesto Quiroga). Además, en el último plenario de delegados que tuvo el Sindicato de Petroleros Privados de Chubut hubo trabajadores que denunciaron que la empresa ofrecía retiros voluntarios al 150%.
En tanto, PAE aplicó uno de los programas de vacaciones forzadas más agresivo. En stand by tienen 15 equipos de perforación y 26 de workover, lo que reduce la actividad en el principal yacimiento petrolero, Cerro Dragón. Este plan abarca a 1.400 trabajadores petroleros y a otros 600 de distintos gremios.
Además, YPF bajó dos perforadores y dos workover en Chubut, que alcanza a 200 trabajadores más. De esta manera, las principales tres operadoras petroleras con producción en la provincia tienen planes de disminución de actividad. El sindicato de Ávila también apuntó a ENAP Sipetrol por retrasar las operaciones de un perforador.
Hacía tiempo que los petroleros no salían a la calle para mostrar un reclamo. El lunes pasado fueron desde la vieja sede de la calle Viamonte hasta la Catedral donde entregaron una nota al obispo Joaquín Gimeno Lahoz con el detalle de las preocupaciones que tienen los trabajadores.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico