Singular participación comunitaria en la asunción de dos jueces de Caleta

Los cargos que se hallaban acéfalos desde hace más de un año en el Juzgado del Menor y en el de Instrucción N° 2 de esta ciudad, ambos de la órbita provincial, fueron cubiertos por Angélica Popis Zari y Gabriel Contreras Agüero. La ceremonia de juramento y asunción tuvo inusuales connotaciones ya que contó con la presencia de referentes de múltiples instituciones, lo que reflejó el afecto que tienen ambos profesionales en esta comunidad.

Caleta Olivia (agencia)
La doctora Angélica Zari, que es hermana de la directora del Hospital Zonal (Patricia), reemplazó a Silvia Silva quien hace tiempo retornó a su provincia natal, Catamarca, en tanto que Gabriel Contreras ocupa el cargo que dejó vacante Jorge Alonso, quien actualmente ejerce como magistrado de la Cámara de Crimen.
Ambos fueron designados por el Tribunal Superior de Justicia con la anuencia de la Legislatura y del Poder Ejecutivo, habiendo prestado juramento ante Connie Naves, magistrada de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y dos funcionarios del mismo rango de la Cámara del Crimen, el propio Jorge Alonso y Cristina de los Angeles Lembeye.
Vale señalar que Zari nació en Caleta Olivia en 1972 y también ejerce como profesora en la unidad académica local de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral (UNPA) y en la sede Comodoro Rivadavia de las Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco.
En tanto Contreras se oriundo de Tinogasta, pero está radicado en Caleta Olivia desde que era niño, siendo además presidente del Club Deportivo Talleres, e incluso integra uno de los planteles futbolísticos de la misma institución.
Estas y otras particularidades hicieron que, además de sus familiares, referentes de los diferentes foros de la justicia y abogados particulares, al acto concurrieran el intendente Facundo Prades y decenas de referentes de otras instituciones, como del ámbito universitario, deportivo, político, policial y vecinos en general, observándose incluso a un joven que lucía el buzo del Club Talleres.

COMPENETRADOS DE
LA REALIDAD SOCIAL
Previo a tomarles juramento, Connie Naves resaltó la tarea llevada adelante por el juez Mario Albarrán, quien tuvo que hacerse cargo de los juzgados de Instrucción N° 1 y N° 2 y también del juzgado del Menor.
Seguidamente indicó que Angélica Zari nació en 1972, cursó sus estudios primarios y secundarios en esta ciudad, habiéndose graduado como abogada en la Universidad Nacional de Córdoba.
Recordó que en el año 2001 inició su carrera profesional en el Poder Judicial de Santa Cruz y que realizó numerosos cursos de capacitación.
De Gabriel Contreras mencionó que nació en 1978 y reside en Caleta desde que tenía 5 años, habiendo cursado aquí sus estudios primarios y secundarios.
Al igual que Zari, obtuvo su título de abogado en la Universidad Nacional de Córdoba, especializándose en derecho penal. Comenzó a trabajar en la justicia santacruceña a partir de 2004 y hasta hace pocos días era fiscal de instrucción.
Naves también puso de relieve que ambos demostraron ser muy conscientes de la responsabilidad que tienen al representar a un poder del Estado, adoptando decisiones que no solo tienen consecuencias para las personas afectadas, su entorno y la comunidad en general, sino que también están compenetrados de la realidad social en la que impartirán justicia desde sus nuevos cargos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico