Sitraic cortó la Ruta 3 pero de manera inmediata intervino la Justicia Federal

La ciudad de Gorosito volvió a amanecer ayer con otro corte de la Ruta 3, esta vez protagonizado por un centenar de desocupados del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Construcción (SITRAIC), pero la media de fuerza que había comenzado de madrugada expiró a las 13:30 cuando acataron la intimación que les hizo llegar el Juzgado Federal a través de la Policía Provincial.

Caleta Olivia (agencia)
El gremio que en Santa Cruz lidera Alejandro Lugo reclama puestos laborales en la reactivación de la Autovía Rada Tilly–Caleta Olivia y acusó a Vialidad Nacional de no cumplir con un supuesto acuerdo que el organismo que preside Javier Iguacel había establecido con la empresa a la que se le otorgó la readjudicación de la obra mediante licitación pública.
Lugo reprochó públicamente que solo se esté dando preferencia a la UOCRA, marginándose al SITRAIC a pesar que este gremio emergente ya fue reconocido oficialmente por la Secretaría de Trabajo de la Provincia, por lo cual entendía que el Gobierno provincial también influyó para relegar al gremio que dirige.

POSTAL REPETIDA
El corte en el acceso norte había comenzado minutos antes 7:00 y en principio se extendió hasta las 11, cuando hubo una leve apertura para descomprimir el gran congestionamiento de camiones y colectivos que quedaron detenidos en ambos sentidos.
La medida de fuerza se reanudó media hora más tarde, pero a las 13:30 la ruta quedó definitivamente liberada cuando se hicieron presentes efectivos policiales de la División Infantería y del Comando Radioeléctrico encabezados por el jefe de la Unidad Regional Zona Norte.
El comisario mayor Dante Aboud impuso a los manifestantes de las directivas que había impartido la Justicia Federal y en diálogo con El Patagónico el alto oficial indicó que el objetivo fue establecer una negociación con el grupo piquetero que afortunadamente fue positiva.
Sin embargo, Alejandro Lugo dijo por separado que la intimación aludía expresamente a la posibilidad de un desalojo compulsivo y consecuente instancia de procesamiento a los manifestantes.
El dirigente gremial también sostuvo que llama la atención que la Justicia Federal haya intervenido en este corte de ruta con gran celeridad, algo que no ocurrió con medidas de fuerzas similares y recientes que llevaron adelante trabajadores de otro ámbito.
No los nombró expresamente pero se refería a obreros y obreras de planes sociales que dependen del municipio y de la Fundación Santa Cruz Sustentable, quienes protagonizaron cortes más extensos y en esos casos no fuero intimados a deponer su actitud.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico