Sobreseen a cuatro allegados de Nadia Kesen y Sergio Solís

El fiscal Adrián Cabral solicitó que los hasta ayer imputados Leandro Masquelet, Gonzalo Velásquez, José Herrera y Santiago Igor sean sobreseídos por la "no existencia de elementos para llevarlos a juicio" por el crimen del ciudadano español. En tanto, el 17 de mayo se hará la audiencia preliminar donde se elevaría la causa a juicio contra Nadia Kesen, Sergio Solís y Miguel Angel González.

El conmocionante homicidio de Domingo Expósito Moreno (31) llega a la recta final del período de investigación judicial para lo que será el juicio oral y público contra los principales acusados. Con la decisión de ayer sólo quedan tres imputados de los siete que inicialmente fueron detenidos el 8 y 9 de octubre del año pasado.
Todos los sospechosos estaban imputados con distinto grado de participación en el asesinato registrado durante la noche del 25 de junio de 2014 afuera de un domicilio del barrio 13 Diciembre, en la que Expósito Moreno residía junto a su novia, Carolina Gayá.
La audiencia desarrollada ayer en los tribunales penales del barrio Roca estuvo presidida por la juez natural de la causa, Raquel Tassello.
En primer momento, el fiscal general Adrián Cabral se refirió brevemente a la solicitud de sobreseimiento respecto de los cuatro imputados, Leandro Masquelet, Gonzalo Velásquez, José Herrera y Santiago Igor, presentada el 17 de febrero.
En el momento de la apertura de investigación Masquelet fue acusado por el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en calidad de partícipe secundario; para Velásquez homicidio doblemente agravado por el uso de arma de fuego y por promesa remuneratoria; para Herrera homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en calidad de partícipe secundario; e Igor por encubrimiento de homicidio agravado.
En esa formalización de la causa, el fiscal solicitó diferentes pruebas para determinar la posible participación de los imputados en el crimen. Se allanaron domicilios, se secuestraron teléfonos y computadoras, entre otros elementos, pero con el devenir de la investigación no se pudo hallar elementos de convicción suficientes para incriminarlos.

SIN PRUEBAS
Entre los diferentes medios probatorios que colectó la Fiscalía -como entrevistas a testigos o análisis de los elementos secuestrados-, no encontró mayores elementos para continuar el proceso respecto de los cuatro allegados a los principales sospechosos del crimen. Por todo ello, Cabral solicitó sus respectivos sobreseimientos por la "no existencia de elementos para llevarlos a juicio".
En tanto, el abogado querellante en representación de los padres de la víctima y de Gayá, Sergio Romero, adhirió en todo a los fundamentos del fiscal y también requirió el sobreseimiento de los cuatro imputados.
Los defensores Viviana Barillari, por Masquelet, Juan Carlos Smith, por Velásquez; Alejandro Fuentes, por Herrera; y Guillermo Iglesias, por Igor, expresaron que no había mucho que agregar a lo solicitado y adhirieron a lo postulado por la Fiscalía. Además, pidieron la restitución de los elementos secuestrados a cada uno de los hombres.
También agregaron que "se encuentran dadas las condiciones para hacer lugar al sobreseimiento", ya que sus defendidos "no tuvieron ninguna participación en el hecho".
De esa forma, la magistrada dictó el sobreseimiento de los imputados presentes en la sala, quienes "no son autores de los delitos que se les endilga, ni participaron en el mismo".
El dictamen del fiscal sobre el sobreseimiento fue "fundado y objetivo respecto del raconto de evidencias colectadas", concluyó Tassello.
Ahora, resta esperar la audiencia preliminar prevista para el 17 de mayo, donde la juez decidirá si elevará la causa a juicio oral y público contra los principales imputados, Nadia Dahlel Kesen (31) y Sergio Andrés Solís (32), quienes serían los autores intelectual y material, respectivamente.
Sobre el tercer imputado, Miguel Angel González, se le cambió la calificación por otra menos gravosa, ya que pasó de homicidio doblemente agravado por ser cometido con alevosía, con el uso de arma de fuego en carácter de coautor, a encubrimiento, el cual tiene una pena de cumplimiento condicional. Por eso se halla en libertad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico