Solís habría intentado manipular a Velásquez para que no declare

"Ya vamos a inventar algo", le habría dicho Sergio Solís a Gonzalo Velásquez con intención de manipularlo y que este último desistiera de contar lo que sabe. "Yo con vos no tengo que inventar nada, acá tenés que hacerte cargo y listo", le respondió el imputado como autor material del homicidio de Domingo Expósito Moreno, causa en la que cada día surgen nuevos indicios contra la actual pareja de Nadia Kesen.

En una de las pocas veces que los detenidos por el asesinato de Domingo Expósito Moreno estuvieron juntos en el calabozo de la Oficina Judicial, Sergio Andrés Solís habría intentado manipular a Gonzalo Sebastián Velásquez, quien fue imputado como autor material del homicidio con una calificación que tiene la pena de prisión perpetua.
Los pormenores de la conversación fueron relatados por el propio Velásquez durante la declaración que efectuó el lunes ante la juez natural de la causa, Raquel Tassello, y de la cual El Patagónico fue el único medio periodístico en presenciarla.
"Ya vamos a inventar algo, me dijo y le respondí yo con vos no tengo nada que inventar. Es corta, acá tenés que hacerte cargo y listo. Estamos todos metidos en esto y es uno solo. Si él tanto quiere a su señora, que pelea tanto por la nena, entonces que hable y que deje de involucrar a tanta gente", sostuvo Velásquez.
En otro tramo de su declaración también contó sobre los entredichos que tuvo con Miguel Angel González, a quien le recriminó haberlo utilizado para "engarronarlo".
"Vos me diste un coche sucio. Eso no se hace", le dijo y le confesó a la juez Tassello, mirándola a los ojos, que no le levantó la mano a González para no entorpecer la causa, pero "realmente se merece una paliza por lo que me hizo", agregó.
El imputado le pide a los policías, cada vez que lo trasladan, que no lo sienten cerca de sus consortes de causa porque no les quiere "ni ver la cara" y de su declaración se desprendió que González le contó en su trabajo a José Gabriel Herrera acerca de lo ocurrido, asegurándole que había sido Solís el autor del homicidio de Expósito Moreno.
A él, González le ofreció el Volkswagen Gol (dominio FSL 655) para que lo venda, pero nunca le dijo que ese auto había sido utilizado para cometer un crimen. El vehículo estaba en el barrio Pueyrredón, escondido en el patio de una casa y hasta ese lugar fue Velásquez a buscarlo en compañía de un vecino que aportó como testigo. También refirió que las cámaras de un supermercado de la zona debieron haberlo registrado cuando ingresaba al barrio 30 de Octubre llevando el auto a remolque con una lanza.
EL CASO
El homicidio de Expósito Moreno se produjo el 25 de junio del año pasado y están imputados Nadia Kesen, por el delito de homicidio doblemente agravado por haber sido cometido contra una persona con la cual mantuvo una relación de pareja y por promesa remuneratoria, en calidad de autora intelectual; Sergio Andrés Solís –actual pareja de Kesen-, por homicidio agravado por promesa remuneratoria en calidad de autor intelectual; Gonzalo Sebastián Velásquez, por el delito de homicidio doblemente agravado por el uso de arma de fuego, cometido con alevosía y promesa remuneratoria, en calidad de autor; Miguel Angel González, por el delito de homicidio doblemente agravado por haber sido cometido con alevosía, con el uso de arma de fuego, en carácter de coautor y en subsidio, fue imputado como partícipe necesario; Leandro Masquelet, por homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en calidad de partícipe secundario; José Gabriel Herrera, por homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en calidad de partícipe secundario y Santiago David Igor, por encubrimiento en carácter de autor.
Expósito Moreno fue asesinado en la noche del 25 de junio de 2014. Un "sicario" lo sorprendió cuando ingresaba a la casa que alquilaba en el barrio 13 de Diciembre y lo acribilló. El crimen generó conmoción internacional ya que el ciudadano español se había radicado en esta ciudad para luchar por la restitución de la hija que tenía con Kesen.
La pequeña nació en España y lo mataron cuando faltaban cinco días para que volviera junto a ella a Andalucía, donde iba a discutir la tenencia judicial con su ex pareja.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico