Sólo cuatro inspectores controlan el uso racional del agua y pérdidas cloacales

Si bien rigen dos ordenanzas que implican sanciones y/o multas a quienes se les constante una infracción por pérdida de agua potable o cloacas, como también el riego o lavado de auto fuera del horario establecido, la tarea se dificulta por la falta de inspectores para recorrer los distintos barrios de la ciudad.

Con la intención de poder comenzar a dar soluciones a los desbordes cloacales y pérdidas de agua en diferentes zonas de Comodoro Rivadavia, la SCPL y el área de Ambiente del municipio comienzan a realizar tareas mancomunadas.

José Ainol es representantes de Ambiente y estuvo presente esta mañana en la reunión que brindó la cooperativa. Allí se refirió al trabajo que se lleva adelante durante todo el año en lo que respecta a las inspecciones por pérdidas de agua potable y aguas servidas.

Admitió que la tarea se ve afectada debido a la falta de inspectores, ya que hoy solo se cuenta con cuatro personas, dos para zona norte y dos para zona sur, que deben recorrer todos los barrios de la ciudad.

"Por el momento no hay posibilidad de incrementarlo, se busca poder incorporar más inspectores, se necesitarían al menos cuatro más, además de vehículos que es importante para llega a más puntos", manifestó.

MULTAS Y SANCIONES

Asimismo, Ainol recordó que actualmente están vigentes dos ordenanzas que estipulan multas y sanciones para aquellos que no hagan uso racional del agua, como también en caso de constatar pérdidas cloacales.

"Se constata la pérdida si es en la vía pública o en el domicilio del vecino, se hace el acta de notificación dando plazo de 24-48 horas según lo amerite y si no lo cumple se labra la sanción", dijo. Multas que rondan entre 300 y 400 pesos por primera vez.

Los controles se realizan durante todo el año, atento al horario de riego racional de parques, jardines y huertas domiciliares, llenado de piletas y lavado de autos, patios, veredas y frentes de viviendas, que está establecido para la época estival rige desde el 1° de octubre hasta marzo de 20 a 8 horas. Mientras que durante el inverno es de 18 a 11 horas.

La ordenanza 10207 – incluye una modificación ante el dictado de emergencia hídrica en la ciudad, contempla las multas que se incrementan al 50% de su valor mientras que para los casos de nuevas reincidencias se cobrarán el doble.

Por su parte, la ordenanza 620/78 establece sanciones ante la pérdida de aguas servidas en la vía pública, entre sus puntos se prevé sanción en caso de: constatar el arrojo de aguas servidas en la vía pública y/o impedir la emanación o afluencia de las mismas, permitir r y/o impedir emanaciones de olores que causen molestias para las personas o de cualquier forma afecten el medio ambiente, y el lavado de vehículos en la vía pública, el lavado de veredas con descontrolado arroja de agua.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico