Sólo el 15% de los casos de cáncer bucal se detecta en fases tempranas

La tasa de mortalidad para el cáncer de la boca es más alta que la del cáncer cervico-uetrino, la enfermedad de Hodgkin, cáncer cerebral, hepático, testicular, renal de ovario y cutáneo (melanoma maligno).

Mientras sólo el 15% de los casos de cáncer bucal se detecta en fases tempranas, el 85% de los afectados concurren a la consulta odontológica con la enfermedad muy avanzada.
En fumadores, bebedores de alcohol, portadores de prótesis desadaptadas o bocas en estado de salud deficiente aparecen lesiones llamadas cancerizables. Algunas de ellas son asintomáticas, por lo tanto el afectado no sabe que la padece, de allí la importancia del examen permanente.
La edad promedio de aparición del cáncer oral es de 55 años, con una tendencia en personas más jóvenes. El iniciarse en edades más tempranas en hábitos de riesgo como el tabaco y el alcohol permite ver esta enfermedad en personas cada vez más jóvenes.
Las últimas investigaciones demuestran que un nuevo factor de riesgo se sumó a los tradicionales: el virus del papiloma humano (VPH), que también interviene en la génesis del cáncer de cuello uterino. Se lo ha visto asociado al cáncer de base de lengua ingresando a través de la práctica del sexo oral entre personas infectadas. La relación varón mujer es 2:1.
En Argentina se estima que hay 3000 casos nuevos de cáncer bucal por año y mueren entre 800 y 1000 enfermos en el mismo período. Esto significa dos personas por día fallecen por esta causa. El control periódico y el diagnóstico precoz son fundamentales para la curación.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico