"Sólo queremos Justicia" pidió la madre del hombre apuñalado en el Stella Maris

Adela Rodríguez llegó a Comodoro Rivadavia desde Gobernador Costa para acompañar a su hijo Rubén Mellado, quien se encuentra en grave estado en una sala de terapia intensiva del Hospital Regional después que el miércoles a la madrugada fue apuñalado 17 veces en una vivienda de la extensión del Stella Maris y luego prendido fuego.

Adela Rodríguez tiene cinco hijos. Uno de ellos es Rubén Mellado, el hombre de 31 años que se encuentra internado grave desde el miércoles a la madrugada en la sala de terapia intensiva del Hospital Regional.
"Sólo queremos justicia", le manifestó ayer la mujer a El Patagónico en los pasillos del hospital. Adela llegó desde Gobernador Costa a Comodoro Rivadavia para darle fuerzas a su hijo –nacido en Tecka- que está en estado crítico con 17 puñaladas y su cuerpo quemado.
"Queremos Justicia que se sepa todo", insistió Adela que exigió a las autoridades policiales y judiciales que identifiquen y detengan a quienes le hicieron eso a su hijo.
La mujer y los hermanos de Mellado no saben si él tenía problemas con alguien porque en los últimos días no habían hablado con él, pero Adela cree que "fue de pura maldad".
Sus hermanos reconocen que Mellado se juntaba a tomar bebidas alcohólicas con un grupo del barrio, pero coincidieron en que nadie se merece a que lo ataquen de semejante manera.
Lo que sí dejó en claro la familia es que Mellado no vivía en ese lugar, pese a lo que había informado en un principio la policía. "El fue a pasar un rato ahí no más, no vivía ahí", sostuvo Cristian, uno de sus hermanos.
"Que la paguen, los que la tengan que pagar", pidió otro de sus hermanos.
Ayer Mellado continuaba en terapia intensiva conectado a un respirador artificial y con pronóstico crítico.
Adela se quejó que la policía no lo quiso llevar a su hijo cuando un vecino lo encontró quemado. "La policía lo dejó tirado", se quejó uno de los hermanos.
La policía hasta ayer aún no había detenido a los autores de la brutal agresión.
Adela pide que "el dueño de esa casa donde ocurrió todo, que se haga responsable". Es que según considera uno de los hermanos de Rubén, a la víctima allí "lo entregaron".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico