Sólo un secretario académico quedó involucrado en la falsificación de firmas

El fiscal que debía argumentar en la apelación por el escándalo en Abogacía no insistió sobre la responsabilidad del rector y del decano. Sólo sostuvo el recurso sobre el exsecretario académico, sobre quien se apunta como presunto autor de la adulteración de firmas de docentes. La Cámara deberá resolver su situación.

El fiscal de Cámara Norberto Bellver es quien debía sostener la acusación contra los tres funcionarios de la Universidad Nacional de la Patagonia señalados, con distintas grados de responsabilidad, en la apelación por el escándalo de las actas apócrifas en la sede Trelew de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco.

Sin embargo, en los últimos días sorprendió al desestimar continuar con el recurso contra el rector de la UNPSJB, Alberto Ayape, y el decano, Augusto Ferrari. Sólo insistió con respecto a Pablo Pugh, ex secretario académico de la Facultad que fuera señalado como quien habría falsificado firmas de docentes y cambiado actas para favorecer a alumnos cambiando notas de exámenes.

De este modo, la situación de Pugh deberá ser resuelta por la Cámara de Apelaciones. Mientras que Ayape y Ferrari, al no sostenerse el recurso, la Cámara no puede revisar su situación y el tema volverá al Juzgado Federal de Rawson en las mismas condiciones, es decir que no están ni procesados ni sobreseídos, sino con una reserva de falta de mérito a la espera que aparezcan nuevas probanzas.

Estas definiciones, se conocieron respecto al caso después de la audiencia que se llevó a cabo el jueves en Comodoro Rivadavia frente a los jueces de Cámara, Aldo Ricardo Suárez y Hebe Corchuelo de Huberman, quienes ahora resolverán sobre la situación de Pugh. En caso que hubiera discordancia, se integraría un tercer juez, habida cuenta que el doctor Leandro Ibarra (que debería integrar el Tribunal) se excusó de intervenir porque integraba el Consejo Superior de la Universidad en el momento en que se produjeron los hechos denunciados detalló Jornada.

Cabe señalar, que la falsificación de firmas de varios docentes en la Facultad de Ciencias Jurídicas ocurrió en 2015 y fue confirmada la irregularidad durante la investigación. Sin embargo, el Juez Federal de Rawson, Hugo Sastre, dictó falta de mérito sobre los acusados pese a contar con todos los hechos probatorios de que hubo falsificación de firmas. Fue por eso que en noviembre de 2016 la fiscal federal subrogante de Rawson, Romina Patiño, apeló la decisión de Sastre. Y casi nueve meses después se fijó la fecha para tratar dicha apelación, llegando a esta instancia en la que el fiscal de Cámara decisión insistir sólo contra uno de los apuntados en la causa.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico