Sólo una Hilux puede superar a una Hilux

La Toyota Hilux 2016, la octava generación de la mejor y más vendida camioneta de todas las épocas, fue presentada el miércoles en Comodoro Rivadavia. Fue con la presencia de importantes directivos de la automotriz, en el centro de ventas y atención que Tsuyoi tiene en Yrigoyen y Estados Unidos. Los nuevos modelos de la camioneta que ya es una marca dentro de una marca, despertaron atención y mucha expectativa entre las más de 300 personas que participaron de la impactante presentación.

Con la presencia de importantes directivos de Toyota Argentina, entre ellos el gerente general, Tsuyoi Toyota Patagonia, Juan Menestrina; el general manager de Toyota Argentina, Andrés Massuh; el presidente de Tsuyoi SA, Cristóbal López, e invitados especiales, la nueva Hilux fue presentada durante la noche del miércoles en el salón de ventas y servicios de Comodoro Rivadavia, el más grande de toda la Argentina.
La expectativa en la presentación, que se desarrolló de manera simultánea en las concesionarias de todo el país, era inmensa, ya que la estrella de la noche era la octava generación de "la reina" de las camionetas-autos, y el modelo insignia de Toyota que, con este vehículo, revolucionó y cambió el mercado para siempre desde 1968, año en que desde la planta de Japón salió el primer modelo Hilux.

LA SUPERACION PERMANENTE
Antes de todo eso, Menestrina, agradeció a los presentes, a quienes les dio la bienvenida, para luego destacar el acompañamiento que la marca y la firma recibe desde hace 22 años, cuando se abrió la concesionaria que tiene jurisdicción en la zona sur de Chubut y en Santa Cruz.
El directivo resaltó no solo los valores de la camioneta sino de la marca en que, día a día, se esfuerza para cumplir "con el espíritu Kaizen", de superación permanente, tanto en la producción, como la venta y sobre todo "en la atención posterior al cliente al que queremos fidelizar para toda la vida", resaltó.
Luego del estreno de los comerciales, que ayer mismo comenzaron a verse en los principales canales de televisión, el gerente general de Toyota Argentina, Andrés Massuh, también agradeció la presencia de los invitados y ponderó los avances de la marca en general y de la Hilux en particular. Así recordó que "desde 1968 a la fecha se vendieron 16 millones de unidades". Acotó con orgullo que, de ese total, un millón salieron de las concesionarias argentinas.
Massuh, para satisfacción de los directivos nipones presentes, también remarcó la filosofía Kaizen y colocó dentro de ese espíritu la decisión y la inversión que se realizó en Argentina, desde 1997, cuando se abrió la planta en Zárate, y que se amplió en 2013, cuando se incorporaron 800 millones de pesos para extender la planta y se sumó a más de 1.000 trabajadores, con los que ahora se quiere superar la producción, de 96.000 unidades actuales a las 140.000 para el año próximo.

SE DESCORRE EL TELON
La expectativa por ver a la nueva Hilux era compartida por todos en el salón, desde el intendente Néstor Di Pierro hasta el primer y último cliente de la firma. La curiosidad fue creciendo durante los discursos, entre los que se alternaron videos alusivos. El máximo momento de la noche se vivió pasadas las 21:30 cuando, antes de destaparse los modelos que estaban cubiertos en el salón, por un pasillo central del salón de ventas apareció una maravilla roja que, con potencia y elegancia, música a tono y bailarines en su interior y en la caja, se abrió paso mientras sonaban aplausos y se veían gestos de satisfacción y admiración.
De inmediato, luego de que el cuerpo de baile se retirara de escena, se descorrieron las telas que, como papel de regalo, envolvían las camionetas que estaban en el salón de exhibición, esperando el momento propicio para ser elogiadas, deseadas y fotografiadas.

LA OCTAVA GENERACION DE LA REINA
La Hilux presentada y puesta a la venta el miércoles, se superó con mejor diseño, marcha, potencia, seguridad y tecnología, dejando atrás a la orgullosa séptima generación del modelo que, hasta ayer parecía insuperable.
Con esta octava generación, se está convirtiendo en realidad una de las bases fundacionales de Toyota que pasa por anticipar el futuro y lograr su propia superación, algo que es palpable y evidente, tanto en la belleza exterior del vehículo, su comodidad interna, y en su resistencia, que superó todas las pruebas y en todos los terrenos posibles donde una Hilux solo pudo ser superada por otra Hilux.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico