Son dos los proyectos para la recuperación de pozos petroleros de baja productividad

La posibilidad de recuperación de pozos petroleros y gasíferos de baja productividad volvió al tapete como una de las tantas alternativas a la crisis, aunque Provincia tiene una iniciativa para desarrollar desde 2006 en Comodoro Rivadavia, cuyo ejido contiene 1.500 perforaciones en esa situación.

Elaborado por el senador y sindicalista petrolero neuquino Guillermo Pereyra y con modificaciones sustanciales a cargo del senador chubutense Mario País, la comisión de energía de la Cámara alta evalúa un proyecto de ley sobre recupero de pozos petroleros de baja productividad o inactivos. Contempla específicamente a aquellas instalaciones no susceptibles de explotación no convencional y que hayan mantenido inactividad por al menos dos años, o tengan una producción promedio mensual de 2 m3, o hasta 2.000 m3 día en el caso del gas.
Según las fundamentaciones, el objetivo de la iniciativa es optimizar los recursos, favorecer el desarrollo integral del sector hidrocarburífero promoviendo el desarrollo industrial de las provincias y de la Nación, para alcanzar el pleno empleo y el autoabastecimiento, con el eje ya mencionado de recupero de pozos.
De ese modo, se promueven una serie de beneficios para quienes desarrollen la actividad de explotación, captación, compresión y tratamiento de los hidrocarburos provenientes de pozos de baja productividad o inactivos y las actividades de transporte conexas a dichas actividades.
Estos abarcan los de competencia nacional, como la deducción en el Impuesto a las Ganancias de hasta el ciento por ciento de los montos invertidos, la exención de hasta el ciento por ciento del Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta, y la exención de hasta el ciento por ciento del Impuesto al Valor Agregado que corresponda por la compra e importación definitiva de bienes de capital afectados a la actividad que la presente ley propicia.
En cuanto a la recaudación provincial y municipal -donde el canon que rige a las operadoras es el VdePIM, que no aplica a YPF por el acuerdo transaccional-, los beneficios impositivos "podrán" ser la exención de las regalías, la exención de los impuestos provinciales y municipales.
Además, se dispone la estabilidad fiscal por un plazo de cinco años, exceptuando de estos beneficios a las empresas que posean concesiones de explotación u otros contratos asociativos vinculados a permisos y concesiones otorgados por los estados provinciales o el estado nacional, como así también sus controlantes o controladas en forma directa o indirecta.

CON PETROMINERA A LA CABEZA
Como se indicó, Provincia mantiene su propio proyecto específico desde 2006, que buscan reflotar ahora según explicó el ministro de Hidrocarburos, Sergio Bohe. Se lo considera más integral al momento de atender la problemática local dado que abarca además el problema urbano en Comodoro Rivadavia, y el de seguridad industrial, ya que pone el acento en aquellos pozos en espera de intervención que hoy no regula el área nacional de Energía.
La iniciativa concreta sería encabezada por Petrominera, un conjunto de empresas locales, los sindicatos y las instituciones dedicadas a la capacitación o formación específica. Comprendería un número a determinar de los 1.500 pozos que Bohe señaló que existen en el ejido de esta ciudad "en espera de intervención", una situación en la que algunos de esos pozos se mantienen desde la década del 20 sin definir si son abandonados y sellados -lo que cuesta hoy un promedio de 75.000 dólares por pozo- o se avanza en ellos con la recuperación secundaria.
"Se elegiría una cierta cantidad de pozos y esto implicaría generar una alternativa de ocupación del suelo en una actividad productiva; ordenar un poco la cancha y generar actividad productiva en algo que los que las operadoras no están dispuestas a invertir", señaló el ministro.
Enfatizó que si bien no implica grandes niveles de empleo, la iniciativa sirve para generar capacitación laboral específica en petróleo, seguridad de instalaciones, control ambiental y actividades conexas, además de reinsertar trabajadores de la industria.
"La inversión es poca, y se podía recuperar en promedio entre 330 dólares por metro cúbico; si recuperás un metro por pozo y trabajás sobre 50 metros o 100 metros cúbico, puede ser un ingreso marginal interesante destinado incluso a sanear la ciudad",argumentó Bohe, quien indicó que la iniciativa se había presentado en la Municipalidad local dos años atrás, y buscarán volver a instalarla ahora.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico