Soriano pide a Nación que se igualen los precios para los importadores chinos con el mercado local

Los directivos de la empresa le pidieron al Gobierno provincial que realice gestiones ante Nación ya que la situación económica, ante la imposibilidad de competir, es insostenible. Según explicó Gustavo Soriano -gerente general-, China ingresa el producto a 16 dólares, mientras que en el país se puede vender a 24. "Queremos que al ingresar haya un valor de referencia o un arancel con el que podamos competir", solicitó.

Soriano SA tiene una planta de personal de 110 trabajadores y desde hace 60 años trabaja en Chubut, siendo la única empresa del país que extrae algas y procesa agar agar. Además, en su rubro es la segunda de Latinoamérica, según indican desde su orgulloso directorio, tercera generación de la empresa.
El martes sus directivos se reunieron con el gobernador Mario Das Neves, con el objetivo de exponer la delicada situación económica que atraviesa la empresa. Le solicitaron que realice gestiones a nivel nacional para que la indiscriminada apertura de importaciones no los obligue a cerrar su emprendimiento y agudizar la crisis laboral en Chubut.
Según se supo, el ministro de la Producción, Hernán Alonso, inició las gestiones necesarias ante su par nacional de Agroindustria, Ricardo Buyaile, y el titular de Producción de Nación, Francisco Cabrera, para tener una reunión entre las partes y buscarle solución a un problema que afecta a varias empresas regionales.
Es que Soriano SA, como tantas otras pymes, se ve afectada por la apertura de importaciones que permiten que compañías de capitales extranjeros ingresen productos a un valor menor del que se cotiza en el mercado local.

UNA DIFERENCIA QUE IMPACTA

Según explicó el gerente general de la firma, Gustavo Soriano, en su caso el ingreso de agar-agar de origen chino se valúa en 16,80 dólares para el mercado local, mientras que el proceso realizado en el país demanda unos 24 dólares, teniendo como referencia el valor que se implementa en Chile.
"Esto nos complica porque no podemos competir, dado el bajo costo que tiene en China, más los subsidios que reciben. Ellos lo venden a 16,80 dólares, pero sus sueldos son de entre 350 y 380 dólares. En cambio un empleado nuestro gana casi 2.000 dólares”, comparó.
“También ataca a nuestros clientes directos y nos complica la comercialización. Entonces, en estos últimos tres, cuatro años, fuimos perdiendo mercado, vendiendo por debajo de los costos, y queremos ver si con estas nuevas medidas económicas podemos emparejar el tema porque esto se va a seguir agravando cada vez más y nuestra empresa corre riesgo”, agregó.
Por esta razón, solicitaron al Gobierno provincial las gestiones con un pedido puntual: que se aplique un valor de referencia para todo el mercado de agar-agar; o un arancel a las importaciones para que se pueda competir y seguir manteniendo a sus principales clientes, empresas de dulce de leche y de batata que utilizan este ingrediente para sus productos.
Por el momento, Soriano S.A. sigue manteniendo su planta de personal y no se ha visto obligada a realizar suspensiones, según confirmó su propio gerente general. Tampoco ha bajado su producción, ya que incluso tiene stock para la venta, pero pocos clientes que respetan su historia y eligen el precio de los chinos.
“Muchos de ellos respetan la antigüedad y la amistad que tenemos, pero también hay muchas otras empresas que no. Los importadores llegan a nuestro cliente a un valor mucho menor, y nosotros tenemos menos ingresos de dinero y que afrontar los sueldos”, sostuvo Soriano.
"Tenemos la misma cantidad de personal, no hemos tenido suspensiones. En un costo mensual inflado, vamos a solicitar un poco de ayuda del gobierno para establecernos”, agregó, calificando como positiva la reunión que mantuvieron el martes por la mañana en Rawson.
“Están demostrando un apoyo que pocas veces he tenido en la provincia. Nosotros queremos seguir y si ingresan con 24 dólares sería distinto. Tengo esperanzas de que cambien las economías regionales, que de hecho ya está pasando. La paridad cambiaria ya está cambiando, con la quita de retenciones que favorece a las industrias regionales”, agregó el gerente general de esta empresa que procesa en Gaiman y extrae su producto en Bahía bastamente, Camarones y Cabo Raso.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico