Sospechan que el petróleo robado era comercializado en refinería clandestina

Los tres detenidos por robar petróleo a la Compañía General de Combustibles (CGC), extrayéndolo desde un oleoducto próximo al paraje La Esperanza continúan alojados en comisarías de Río Gallegos.

Caleta Olivia (agencia)

Se cree que los tres detenidos formaban parte de una banda integrada por más individuos que operaba en yacimientos desde hace varios años y comercializaba el crudo en una refinería clandestina.
Ayer también se supo que cuando la policía los atrapó en la madrugada del sábado, el volumen que habían cargado en un camión con doble cisterna era de 38 mil litros (en principio trascendió que era de 28 mil) y que cada carga les dejaba una ganancia de 230 mil pesos.
Según señaló el diario La Opinión Austral, dos de ellos prestaron declaración indagatoria en el Juzgado de Instrucción Nº 3 de la capital provincial que se encuentra a cargo de Roxana Suárez.
Se apellidan Hopchak y Abillera y ambos son oriundos de Buenos Aires, mientras que el tercero, apellidado Luna -que se negó a declarar-, es nativo de Río Gallegos y tiempo atrás estuvo vinculado a un gremio de la actividad hidrocarburífera, pero no se dieron otras precisiones.
También pudo saberse que los dos ocupantes del camión Volkswagen interceptado cuando se alejaba desde un dispositivo de válvulas del oleoducto, con sus cisternas completas, transportaba el crudo hacia otra provincia del norte del país, donde se sospecha que existiría una refinería clandestina, pero también que era para una planta industrial en la que se produce asfalto.
Por ahora la causa está caratulada como "robo en grado de tentativa" y la investigación es encabezada por policías de la subomisaría de Güer Aike y de la División Delitos Complejos, quienes tienen la firme presunción de que los tres detenidos integraban una organización delictiva con más cantidad de individuos.
Vale recordar que en el mismo procedimiento se secuestró un automóvil Chevrolet Aveo que pertenecería a Luna y remitos de carga apócrifos.
Además, trascendió que al menos dos de los individuos tendrían nexos con otras personas procesadas por similares delitos ocurridos en yacimientos petroleros de la Patagonia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico