Su madre lo mandó a comprar pan y lo apuñalaron al defender a un amigo

Facundo Ponce de León vive horas críticas por la lesión que le provocó una puñalada en el pericardio al ser atacado el martes a la noche en el barrio Castelli. Roxana, su madre, le comentó a El Patagónico que mandó a su hijo a comprar pan y que lo apuñalaron cuando intentó defender a un vecino del barrio al que le querían robar.

"Lo mando a comprar pan, está llegando al negocio y un amigo le dice 'Facu me quieren robar, me quieren robar' y el sale corriendo. El le pega a un chico, y el otro viene y lo apuñala por atrás. Porque él no tenía arma, nada, yo lo había mandado a comprar pan. El defendió al amigo del barrio" explicó Roxana a El Patagónico.
A Facundo Ponce de León (18), una de las estocadas le cortó la ingle superficialmente, y la otra le perforó el pulmón derecho interesándole el pericardio, la tela que protege el corazón. "Hoy por hoy lo que lo está complicando es el corazón. Mi hijo está luchando por su vida, está estable, pero no está fuera de peligro. Está muy grave" sostiene Roxana.
Ayer a las 18 a Facundo le practicaban una ecografía del corazón. "Está estable, no está fuera de peligro, pueden quedar secuelas", resumió su madre.
La mujer pide a los conocidos y a la población en general que se acerquen a donar sangre de cualquier tipo y factor al sanatorio de la Asociación Española porque a su hijo se le están realizando transfusiones de sangre.
Estos días después de una intervención quirúrgica en el Hospital Regional que duró cuatro horas, son críticas. Los especialistas -luego de su traslado a La Española- buscan que Facundo se recupere de la operación del corazón y del pulmón, y que no sea sometido a un drenaje porque eso puede llegar a ponerlo en riesgo con la amenaza de virus.
Roxana, en diálogo con El Patagónico, pide que se detenga al presunto autor que está identificado y que hasta ayer no había sido detenido. La policía mientras tanto esperaba órdenes judiciales.
"Hablé con los amigos, los chicos dicen que esos pibes desde temprano habían venido a Castelli porque uno de ellos está alquilando acá. Y ese trae a los otros cuatro, estuvieron todo el día tomando, estaban muy drogados, y le quisieron robar a un amigo, y él salta a defender a su amigo", señaló.
"Esto no puede quedar impune, uno siempre mira las noticias y se queda tranquilo, pero cuando te pasa, empezás a mover montañas. Yo quiero que (el autor) esté preso" exige Roxana.
"Los papás tenemos que hacernos cargo de nuestros hijos, no mandarlos a la calle y que se maten y que se droguen. Está terrible", sostiene la madre de la víctima en relación a que uno de los que le dio albergue a los agresores es menor de edad y los padres le alquilan una vivienda en el barrio para "hacer juntas".

FACUNDO PERDIO
MUCHA SANGRE
Facundo concurre a la escuela de Laprida y practica folclore en la escuela "Salamanca". "Es una persona que se hace querer, es muy especial", describe Roxana.
Fue apuñalado el martes a las 22. Había salido a comprar pan para acompañar los ñoquis que hacía su madre. No pasaron ni cinco minutos que la llamaron por teléfono avisándole que a su hijo lo habían acuchillado.
Roxana, salió corriendo de su casa. Cuando llegó se encontró con el terrible cuadro: su hijo en el suelo herido. Lo único que quería era alzar a su hijo y llevarlo al hospital. Vecinos lo socorrieron y le hicieron un torniquete porque era mucha la cantidad de sangre que había perdido. Hoy Facundo pelea por su vida.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico