Supermercados comercializarán carne picada envasada al vacío

La regulación para la comercialización de carne picada entre otras, es establecida por el Código Alimentario Nacional, más las especificaciones que dicte la autoridad municipal competente. Mientras algunos supermercados procesan la carne que sólo puede comercializarse en el día, el envasado al vacío extiende los plazos de caducidad del producto.

Flavio Nieva es director de laboratorio dependiente de la dirección general de Bromatología, área municipal que tiene a cargo las inspecciones en los supermercados de esta ciudad para controlar las condiciones de higiene y cumplimiento de la reglamentación para la venta de carne picada.
Según explicó, el marco para la manipulación del producto y las especificaciones microbiológicas a las que debe responder, integra la normativa que establece el Código Alimentario Nacional, que determina que la carne debe ser picada en presencia del comprador. No obstante, en el caso de los supermercados y dado el volumen de ventas de los mismos, existe una autorización para picar y fraccionar para la venta en góndola.
Es en este eslabón donde interviene el control municipal, dado que la condición de base para hacerlo es que solo puede fraccionarse para la venta del día, con lo que la carne picada solo puede permanecer en góndola 24 horas. Además, el lugar donde se procesa la carne debe cumplir con instalaciones básicas como mesada de acero inoxidable, azulejado reglamentario e instalación de agua fría y caliente.
También debe ser depositada en cámara frigorífica de modo inmediato para mantener la temperatura promedio –que se eleva en el proceso de trituración- y desde ahí enviado góndola para comercialización.
De ese modo, es fundamental para el cliente de supermercados chequear que la fecha de elaboración sea la misma que la de caducidad en el caso específico de la carne picada, en función de la normativa mencionada, y cabe señalar que todos los comercios de este tipo tienen autorización en Comodoro para comercializar el producto, dado que en los casos de sucursales menores o que no cuentan con las instalaciones para procesar la carne, llega fraccionada desde las casas centrales.
Sin embargo, una variante que comenzará a verse en las góndolas comodorenses es la venta de carne molida al vacío, producto envasado directamente en frigorífico y que por esta condición extiende en varios días su período de caducidad, normalmente en un promedio de 20 días. En este caso cambia la modalidad de venta, y no requiere una autorización municipal dado que el producto llega visado por SENASA (Servicio Nacional de Sanidad Animal).

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico