Suspenden la realización de fiestas hasta verificar seguridad edilicia de los locales

A partir de las clausuras que se produjeron ayer a la madrugada en recintos sin autorización en los que se desarrollaban una fiesta electrónica y un recital de heavy metal, la Municipalidad dispuso la suspensión temporal de ese tipo de actividades. Hoy comenzará una serie de exhaustivas inspecciones edilicias y condiciones de seguridad. "El control edilicio en Comodoro Rivadavia, sobre todo en salones con grandes superficies, es fundamental", afirmó el subsecretario municipal de Fiscalización, Daniel Campillay. En la casa de Kilómetro 8 donde se realizaba la fiesta electrónica la policía secuestró marihuana.

La clausura de un salón en el que se descubrió la realización de un recital sin que se contara con el permiso ni las condiciones de seguridad correspondientes, lo mismo que una fiesta electrónica en un domicilio particular, llevaron a las autoridades municipales a prohibir desde hoy todo tipo de fiestas hasta tanto se desarrollen los controles necesarios.
El subsecretario de Fiscalización de la Municipalidad de Comodoro Rivadavia, Daniel Campillay, confirmó a El Patagónico: "a partir de mañana (por hoy) se suspenden las reuniones como las fiestas electrónicas, ochentosas, temporalmente".
La drástica medida será hasta que la Dirección General de Habilitaciones Comerciales, en conjunto con otras áreas municipales, concluya con la serie de operativos que iniciarán a partir de hoy en los diferentes locales y boliches nocturnos de las zonas norte y sur.
El eje de los controles será revisar "la estructura edilicia, las condiciones de seguridad y las salidas de emergencia de cada uno de los locales", detalló el funcionario. Agregó: "la idea es que algunos (locales) queden habilitados para hacer fiestas y otros para hacer eventos como cumpleaños de 15".
Campillay sostuvo que para esta semana no hay fiestas programadas en la ciudad "porque ya venimos suspendiendo e informando que estaba en proceso esta actividad. A los promotores se les avisó, por lo que no va a haber inconvenientes. Vamos a empezar el lunes (por hoy) con la inspección de algunos salones", recalcó.
Dentro de la nueva política de seguridad en los locales nocturnos se controlarán los locales que están habilitados. "Vamos a hacer una re inspección minuciosa con personal técnico y personal nuestro de Habilitaciones Comerciales, y a la tarde vamos a empezar a trabajar con personal técnico de la Dirección General de Obras Particulares, quien analiza y examina las obras de Comodoro", detalló el subsecretario municipal.
Campillay consideró "fundamental" el control edilicio, sobre todo en los salones con grandes superficies.

FIESTA ELECTRONICA
A partir de la recepción de denuncias de vecinos al 0800 del municipio, las autoridades municipales, acompañados por la policía, concretaron durante la madrugada de ayer diversos operativos en distintos tipos de locales nocturnos y en un inmueble particular donde se desarrollaba una fiesta electrónica. Como resultado, se encontraron con recitales en lugares no autorizados y la policía decomisó droga.
La primera inspección comenzó a la 1 y se desarrollaba en un domicilio particular de la calle Código 2.401 al 700 de Standart Norte, en Kilómetro 8, donde montaron una fiesta electrónica. Afuera del precario galpón había un cartel con la inscripción "La Pastora". La propietaria afirmó que era un espacio cultural.
Los funcionarios de antemano ya conocían de la organización de la fiesta debido a que se difundió por la red social Facebook. Unas 240 personas compartieron, pese a que estaba previsto que sólo iban a asistir 110, precisó el subsecretario de Seguridad, Antonio Zúñiga, a este diario. En el ingreso al lugar había un joven de 20 años que oficiaba de portero y que cobraba la entrada a $70.
En el interior se vendían distintas bebidas alcohólicas como cervezas, vodka, fernet y licores. Las distintas ordenanzas municipales habilitaron a los funcionarios a decomisarlas, así como los equipos de audio del DJ que animaba la noche. Incluso, el patio del domicilio estaba ambientado para tal ocasión con coloridas luces.
"No se dispuso de la clausura del inmueble por ser un particular, pero se finalizó con la fiesta y se decomisó la bebida. El lugar no tenía habilitación comercial ni permiso para el expendio de bebidas alcohólicas", explicó Zúñiga. En tanto, Campillay agregó: "se procedió al decomiso de bebida (alcohólica) y marihuana".

RECITAL HEAVY
El segundo allanamiento se efectuó a las 2:30 sobre las avenidas Yrigoyen y Constituyentes en el comercio "Showgol", donde se alquilan canchas de fútbol. "Según nos informaron, había un recital de heavy metal. Había entre 40 y 50 personas en el lugar y no contaba con habilitación" para ese tipo de espectáculos.
Un tercer procedimiento se realizó a las 6 en un pub de la calle 9 de Julio al 800, donde "se constató que el salón estaba habilitado para 200 personas y allí se encontraban 450 en total, más de la mitad, por lo que se procedió a la clausura".
El último control se hizo en la whiskería "Romané" que funciona sobre la calle San Martín al 1.900 del barrio Jorge Newbery, la cual se cerró por la falta de control sanitario y documentación habilitante.
Toda la información recolectada sobre los locales clausurados se encuentra a disposición del juzgado de Faltas 1, a cargo de Daniel Escolar.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico