Suspenden un partido en Inglaterra por un aparato parecido a una bomba

Manchester United debía enfrentar al Bournemotuh. El elemento que fue detonado ayer por la policía era un tubo de gas con un teléfono pegado, lo que haría suponer una especie de bomba casera.

El partido que debían disputar ayer los equipos de fútbol británicos Manchester United y Bournemouth fue suspendido y el estadio Old Trafford evacuado luego de que la policía encontrara un aparato sospechoso, que terminó siendo "increíblemente parecido" a una bomba y neutralizado por una "explosión contenida".
"Los expertos en desactivación de bombas realizaron una explosión controlada en Old Trafford, sobre lo que describieron como algo increíblemente parecido a un aparato explosivo. El análisis final concluyó que el aparato no era viable", informó la Policía de Gran Manchester en un comunicado difundido en las redes sociales.
El diario británico The Guardian, en tanto, informó que el aparato que fue detonado por la policía era un tubo de gas con un teléfono pegado, lo que haría suponer una especie de bomba casera.
El subjefe de la Policía de la región, John O'Hare, explicó a la prensa que el partido se canceló para permitir la evacuación inmediata de la cancha y "garantizar la seguridad de todos en el estadio y las zonas aledañas".
"No tomamos estas decisiones a la ligera", afirmó O'Hare, quien agregó que expertos militares se sumaron al operativo policial desplegados en la zona del estadio.
Al momento de comunicar la cancelación del partido, unas 20.000 personas permanecían ubicadas en las tribunas norte y oeste de la cancha, justo las más próximas al lugar en el que se halló el paquete sospechoso.
"Aquellos que estén en Old Trafford deben quedarse sentados en sus asientos mientras la entrada del estadio se va vaciando de los aficionados que ya han sido evacuados", fueron las instrucciones dadas por los organizadores a través de un comunicado que su publicó en la web y la cuenta oficial de Twitter.
La evacuación de Old Trafford se produjo pocos días después de que el gobierno británico decidiera aumentar su nivel de alarma de moderado a considerable, bajo el argumento de que tienen información de inteligencia sobre posibles atentados extremistas de grupos de Irlanda del Norte.
Esa calificación en una escala de cinco niveles significa que existe una "gran posibilidad" de que se produzca un ataque en el Reino Unido, según señaló la ministra británica de Interior, Theresa May.
En agosto de 2014, el gobierno había elevado su alerta general por "amenazas terroristas" a "severa", el cuarto grado de la escala, ante el temor a atentados islamistas.
La Premier League afirmó que buscará una nueva fecha para disputar el encuentro, en el que Manchester United se jugaba la posibilidad de acceder a la clasificación de las copas europeas de la próxima temporada.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico