Suspendieron por 180 días al médico acusado de abuso sexual en el Hospital

La seccional local de la Asociación de Trabajadores del Estado, a través de su secretario adjunto, Gustavo Sosa, confirmó que el médico del Hospital Zonal, al que una enfermera acusó por intentar someterla sexualmente, fue suspendido de sus funciones por la dirección del nosocomio. En tanto el Juzgado de Familia le impuso una restricción de acercamiento y le advirtió al profesional que "en caso de denunciarse un nuevo hecho de violencia doméstica y/o de género, se podrá ordenar una multa diaria de 100 pesos", algo insólito teniendo en cuenta la gravedad del caso.

Caleta Olivia (agencia)
Gustavo Sosa, secretario adjunto de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Seccional Caleta Olivia, formuló declaraciones a la prensa a media mañana de ayer, en ocasión que un grupo de trabajadores de la salud afiliados al mismo gremio protagonizaron una silenciosa protesta en el hall del Hospital Zonal, la cual se trasladó posteriormente al primer piso, donde se encuentran las oficinas de la dirección. Fue en el marco de una acusación reciente que se conoció: el presunto abuso de un médico a una enfermera en el nosocomio.
El dirigente sindical se abstuvo de dar a conocer públicamente el nombre de su colega imputado en el grave delito, pero señaló que las autoridades hospitalarias le confirmaron que fue suspendido preventivamente de sus funciones por un lapso de 180 días. Al mismo tiempo indicó que se trata de un jefe de Departamento, cargo que también le fue retirado hasta tanto la Justicia esclarezca el caso.
Sosa criticó la inicial disposición de la dirección hospitalaria que al ser informada por la propia enfermera de lo ocurrido, se le comunicó que la transferirían a otro ámbito sanitario, algo que ATE logró revertir dado que ello era ilógico y no representaba una medida de protección.
"Esto no es una cacería de bruja sobre el causante, sino que exigimos que la ley actúe y proteja a la víctima, siguiendo un protocolo normal ya que no es responsabilidad del gremio emitir un juicio de valor sobre este delicado tema sin que haya un procedimiento previo", sostuvo Sosa.
También indicó que, de acuerdo a lo que le informó la mujer, ella había sido sometida a una operación quirúrgica por el mismo médico y el 9 de marzo acudió a su consultorio (en el mismo hospital) para un control de rutina y fue cuando él la tocó de manera indebida.

PROHIBICION DE ACERCAMIENTO
Por otra parte, este medio accedió a la denuncia que la enfermera radicó ante la Comisaría de la Mujer, donde deja constancia que el acusado "hubo de tocarle partes íntimas" y también le exhibió las suyas.
A su vez, el Juzgado de Familia, a cargo de la doctora María del Rosario Alvarez, notificó al imputado, a través de un oficial que envió a la Unidad Regional de Policía Zona Norte, que tiene prohibido acercarse a la denunciante a menos de 500 metros en la vía pública o de su domicilio, y mantener distancia prudencial en el ámbito laboral. Además, le impuso restricción de tomar contacto tanto telefónico, como por redes sociales.
Lo insólito de estas medidas de apercibimiento es que se le advirtió que "en caso de denunciarse un nuevo hecho de violencia doméstica y/o de género, se podrá ordenar una multa diaria de 100 pesos".

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico