Suspendieron a un comisario investigado por la denuncia de un preso al que trataron de ahorcar

La jefatura de la Policía de Chubut pasó a disponibilidad al comisario Cristian Sartor, quien se desempeñaba como segundo jefe de la Seccional Mosconi. Se lo investiga por su presunta responsabilidad en el intento de ahorcamiento de un detenido. La víctima denunció ante una fiscal que tres policías lo colgaron con su propia campera para simular un suicidio en el interior de una celda, pero que otros efectivos se percataron de la situación y le salvaron la vida.

La causa judicial por el presunto intento de homicidio contra un joven de 18 años, quien el viernes 12 de febrero se encontraba demorado por el delito de hurto en un calabozo de la Comisaría Mosconi, avanza en su etapa de investigación, la que está a cargo del fiscal general Martín Cárcamo.
En forma paralela, fuentes oficiales confirmaron a El Patagónico que el segundo jefe de esa dependencia policial, comisario Cristian Sartor, fue separado días atrás de su cargo por el término de seis meses mientras se sustancia la causa.
De acuerdo a la investigación judicial, Sartor sería uno de los tres policías que según el relato del denunciante el viernes 12 de febrero intentó asfixiarlo con su propia campera en la misma celda en la que el 10 de diciembre de 2015 apareció ahorcado otro detenido: Lucas Fuentes.
El joven que presentó la denuncia tiene 18 años e ingresó detenido a la Comisaría Mosconi el mismo 12 de febrero a la tarde, sospechado por un hurto ocurrido en la sucursal de Hipertehuelche de Kilómetro 3.
Después de que le salvaran la vida tres policías que lo encontraron colgado con su campera en una celda de la comisaría, el joven denunció en el Hospital Regional ante la fiscal de turno, Camila Banfi, que no trató de suicidarse sino que tres policías ("uno alto, uno gordito y uno pelado") lo golpearon y después quisieron simular que se había ahorcado.
El detenido fue encontrado en el calabozo por otros tres policías que escucharon ruidos y lo socorrieron cuando estaba asfixiándose. Eran alrededor de las 23 de ese viernes y estaba colgado de su campera en una celda sin energía eléctrica.
En la primera intervención fiscal, un oficial jefe de la seccional le informó al Ministerio Público que el joven había intentado ahorcarse. Pero cuando la fiscal de turno se dirigió al hospital el joven se quebró delante de los médicos y de la propia acusadora pública. Aseguró que él no había intentado quitarse la vida, sino que tres policías lo habían querido ahorcar después de golpearlo.

TRASLADADOS
Otro aspecto de la investigación es que los tres policías que le salvaron la vida al detenido fueron trasladados de la Comisaría Mosconi y en la actualidad se desempeñan en el área de Operaciones de la Unidad Regional de Comodoro Rivadavia. La medida fue adoptada tras un sumario administrativo que depende de la jefatura de la fuerza.
Ya prestaron declaración ante el Ministerio Público Fiscal debido a que fueron los que encontraron al joven y le dieron asistencia para hospitalizarlo. Según el denunciante, estos lo habían tratado bien.
Mientras, Cárcamo como fiscal que entiende en el caso se encuentra en la etapa de recolección de pruebas y de otras actuaciones ligadas a la investigación. Su colega Banfi ya había secuestrado la campera del joven que estaba en la celda. También dirigió la inspección ocular en el lugar de detención que cumplieron la Policía Científica y la Brigada de Investigaciones.
Los médicos constataron golpes en las piernas y en el rostro del denunciante, quien amplió su declaración ante la Fiscalía con el objetivo de que "a nadie más le pase lo mismo". En ese momento la víctima dijo que nunca hubiese tomado la decisión de quitarse la vida porque es padre de un niño y no tiene antecedentes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico