Tadeo Perea, el artesano de la música

Tadeo Perea es un comodorense que se desempeña como auxiliar docente en la Escuela de Lutheria de la Universidad Nacional de Tucumán. El luthier, recibe encargos desde diferentes lugares del país para la construcción y reparación de instrumentos. Conocé su historia.

Tadeo es luthier y cada instrumento que construye o repara es una pieza única. Gran parte de su tiempo está dedicado a la docencia en la Escuela de Lutheria de Tucumán. Además, realiza trabajos para una de las sinfónicas de Salta.

tadeo 1.jpg
Fotos: Gentileza Tadeo Perea
Fotos: Gentileza Tadeo Perea

El artesano de la música que se crió en Diadema y cerca del 2002 se radicó en Tucumán cursando la carrera de técnico profesional de Lutheria, contó a El Patagónico que "encontró lo que buscaba", haciendo guitarras, violín y chelos.

Tadeo recordó que desde muy chico en el ambiente familiar se respiraba música de todo tipo. "Mi viejo estudiaba guitarra clásica, después mi hermano (José) tocaba con un director de orquesta e inconscientemente ya de chico me tiraba para ese lado de la música clásica", dijo Perea.

tadeo 4.jpg

Hace muy poco tiempo hizo una visita fugaz por Comodoro Rivadavia, donde reparó algunos de los instrumentos de la orquesta juvenil "Alas del Viento" de la ciudad petrolera, a través del músico local, Lucio Simondet.

Para Tadeo, el colegio Dean Funes donde cursó el primario y secundario fue clave para su futuro, ya que en los talleres de la escuela "encontré mi lugar", porque pudo combinar la arquitectura y la física con lo que él ama: el la música y lo artístico.

Entre la docencia que le demanda la mayor parte de su tiempo, admitió que sus momentos libres pasan por tocar la trompeta y la guitarra "no profesionalmente, más que nada para jugar".

En su búsqueda permanentemente ligada a la música e incursionando en los comienzos, el maestro técnico luthier explicó que "siempre fui por el lado de la guitarra por mi viejo. En Buenos Aires, cuando ya tenía decidido venir a Tucumán, fui a un curso con un hombre a hacer guitarras y desde ahí me fue interesante y fácil".


tadeo 5.jpg

EL MUSICO Y EL LUTHIER

Durante el proceso de construcción, la relación con el músico y el luthier es permanente. "Si bien - señala- no es preciso ser músico para emprender la lutheria, sí tenés que tener conocimientos básicos, y saber afinar".

Siendo luthier -explicó- que entre esa relación "es como que se genera un ida y vuelta, sabés que es lo quiere el músico. Igual para un músico por momentos es preferible comprar el instrumento ya hecho que encargarlo porque no sabe qué es lo que vendrá".

Indica que desde un primer momento se van acordando el tipo de madera, la forma, los detalles, el tipo de barniz, entre muchos detalles "de esa manera vas llegando a entender qué es lo que quiere el músico. Lo mismo pasa con el sonido, basándote en qué tipo de sonido busca o que música hace poder ir para un lado o para otro".

A Tadeo lo que más le atrae del oficio es la construcción, ya que "estar todo el día en el taller, tener tiempo para construir, es lo más lindo".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico