Tangalanga llega al cine porque "está al nivel de Borges y Piazzolla"

En sus 20 años de trayectoria, Tangalanga grabó numerosos casetes y discos, convirtiéndose en el humorista telefónico más famoso de todos los tiempos, y superó fronteras ya que llegó a tener giras que lo llevaron a Uruguay, Chile, México y Estados Unidos.

El realizador Diego Recalde urdió un homenaje cinematográfico al humorista Tangalanga que anoche empezó a mostrar su impacto en una de las salas Hoyts del Abasto porque, según fundamentó su autor, "Tangalanga está al nivel de Borges y Piazzolla".
"Tangalanga no es un humorista, es un fenómeno social. Un tipo que inventó un formato único. Está al nivel de Borges y Piazzolla en el sentido de que creó un lenguaje absolutamente personal. Una forma de expresión donde la mala palabra dejó de ser mala para volverse una palabra más. La despojó del prejuicio que la condena al conjunto de las malas palabras. La rescató, la elevó y le dio una legitimidad que no tenía", sostuvo Recalde durante una entrevista con Télam.
Y para fundamentar esa aseveración, el actor, hombre de radio, músico, guionista, actor, también escritor de novelas, apuntó que "Borges mezcló el español y el inglés e inventó el lenguaje borgeano. Piazzolla mezcló el jazz y el tango e inventó el género musical Piazzolla. Tangalanga mezcló el lenguaje elegante con la grosería y creó un idioma único que solamente él pudo hablar".
En sus 20 años de trayectoria, Tangalanga grabó numerosos casetes y discos ("Los llamados del Dr, Tangalanga" que tuvo nueve entregas, "De parte de Tangalanfa" o "En qué sentido me lo dice?" que llegaron a vender más 250.000 unidades), convirtiéndose en el humorista telefónico más famoso de todos los tiempos, y superó fronteras ya que llegó a tener giras que lo llevaron a Uruguay, Chile, México y Estados Unidos
Di Risio, quien falleció a los 97 años en 2013, también es recordado por una memorable "cargada" que le hizo al ex presidente Fernando De la Rúa en la que el humorista le ofrece sus servicios haciéndose pasar por el representante de un estudio jurídico y Tangalanga le dicta un número telefónico que tiene cifras de más, lo que lleva a una confusión de dimensiones.
Télam: ¿por qué decidiste hacer este documental en torno a quienes padecieron a Tangalanga?
Diego Recalde: es una risa abierta que tengo adentro mío y necesito cerrar. Yo crecí escuchando los casetes clandestinos de Tangalanga a tal punto de saberme muchos llamados de memoria y repetirlos. Durante muchos años de mi vida me dormía escuchando esas grabaciones para despertarme riendo. Mi obsesión llegó a tal grado de locura que cuando iba a bailar y encaraba una chica, aparte de las consabidas preguntas estudiás o trabajás, o de qué signo sos, mi tercera pregunta era si le gustaba Tangalanga.

EN BUSCA DE LAS VICTIMAS

T: ¿cómo fue el complejo rastreo de las víctimas?
DR: no fue fácil. Tengo la suerte de contar con los casetes más viejos, los primeros que circularon sin ningún tipo de edición, donde estaba el nombre o apellido de la víctima, la calle en la que vivía, pero no más que eso. Con esas pocas pistas que disponía, me convertí en detective y salí a la calle a buscarlos. Y por eso tardé cinco años.
T: ¿Hubo muchas sorpresas?
DR: lo bueno es que en ese lapso logré encontrar a la mayoría de las víctimas que buscaba. Y no sólo eso. Lo bueno es que volví al periodismo puro, al de la calle, donde le preguntás a los vecinos, sin quedarte sentadito en tu casa quedándote solamente con la data que encontrás por Google.
T: ¿Es cierto que esta película consta de tres partes?
DR: sí, es una trilogía. Es que encontré a muchísimas víctimas. Es la primera película que viene en tres partes sin saber si va a ser un éxito la primera. Aunque por lo que estoy viendo sí. Nunca pensé que iba a despertar tanto fanatismo al punto tal de que las entradas se agotaron en la preventa. Antes del estreno.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico