Tanto Iglesias como Romero consideran que Solís sería quien asesinó a Expósito

El penalista Guillermo Iglesias, abogado defensor de los principales procesados en la causa, insistió ayer en la hipótesis que planteó el jueves ante la Justicia: que el imputado Sergio Solís sería el autor material de la muerte del ciudadano español Domingo Expósito Moreno. "La intervención de (Miguel) González es posterior a la realización del hecho", argumentó sobre otro de sus representados. Mientras, el abogado querellante Sergio Romero, quien representa a la pareja de la víctima, señaló: "hay varios elementos que reforzarían más la hipótesis de señalarlo a Solís como autor material".

Guillermo Iglesias, abogado defensor de Nadia Kesen, argumentó públicamente ayer la nueva hipótesis que presentó el jueves ante la justicia, sobre que la autoría del homicidio de Domingo Expósito Moreno, ocurrido el 25 de junio de 2014 en el barrio 13 de Diciembre, recaería sobre la pareja de la imputada, Sergio Solís.
Expósito se había radicado en Comodoro Rivadavia para discutir la tenencia de la hija que tenía con Kesen y que la mujer había traído desde España sin autorización legal. Fue asesinado cuatro días antes de que por orden de la justicia la nena tuviera que ser llevada a su país de nacimiento para dirimir allí quién se quedaría con la tutela.
En declaraciones a Radio Del Mar, Iglesias explicó ayer cómo surgió el testigo que compromete la situación de Solís y a quien él también defendió hasta el último jueves. A partir de ahora, el imputado deberá ser representado por otro abogado debido a una cuestión de incompatibilidad.
En la audiencia de ese día la juez del caso, Raquel Tassello, ratificó la prisión preventiva de Kesen y del otro cliente de Iglesias, Miguel González, sobre quienes el abogado había solicitado medidas sustitutivas a la detención. La mujer está imputada desde el principio de la causa como autora intelectual del homicidio, al igual que Solís, mientras que González está procesado como partícipe necesario.
Ante el pedido del arresto domiciliario para Kesen, la magistrada ordenó realizar un informe socio ambiental y psicológico a su hija para determinar dentro de diez días hábiles si le otorga el beneficio.
En cuanto a la nueva hipótesis que involucra a Solís como autor material del asesinato y no como autor intelectual, Iglesias explicó que surge a partir "de la declaración de la mamá de González que aporta como dato que él estuvo todo el día en su casa (el día del homicidio), que no salió, con lo cual se vislumbraba la posibilidad que no pudiera estar en el lugar que se produjo el hecho".
En esa declaración "aportó como dato que González estuvo con un amigo de nombre Jorge, la Fiscalía convoca a ese testigo y aporta que estando en la casa llega Solís con una mochila, pasa a hablar en privado con González, queda claro que dice: 'yo me mandé una cagada' y le indica dónde había dejado el auto", describió el abogado.
Para Iglesias la intervención de González es posterior al momento en que se perpetró el homicidio, "con lo cual su responsabilidad debería ser la de encubridor y no la de partícipe necesario". Además, comparó que la primera calificación posee una pena en suspenso y la otra a prisión perpetua.
En ese sentido, Iglesias expuso: "yo creería que si el circuito se cerraría detrás de Solís habrá que ver si no hay una causa o un móvil personal de Solís con la víctima. No sé si solamente tendría que ser con el de la nena. Eso lo tendrá que probar el fiscal".

SE REFUERZA LA HIPOTESIS
Mientras, Sergio Romero, abogado que representa a Carolina Gayá –la pareja de Expósito Moreno-, indicó que si bien pueden cambiar las calificaciones de los acusados, las pruebas confirman "la primera hipótesis", de que el asesinato fue planificado por Kesen y su entorno.
Además, consideró que si a Solís se lo considera autor material y no ideológico, "afirmaría un poco más la intelectualidad del hecho y que hay un interés directo".
Para Romero desde el momento del crimen "se indica por dónde podría venir el encargo y a partir de ahí se trabaja la hipótesis. Son absolutamente respetables las declaraciones de Iglesias, pero toda la prueba apunta al mismo lugar" y "Kesen sigue participando en la autoría", argumentó.
Las pruebas indican que "estamos acertados con respecto a la primera hipótesis que se maneja del hecho", sostuvo.
Romero recordó que "el poco tiempo que restaba para que se tuviera que trasladar la niña y la madre a España. Eran escasos cuatro días y la documentación iba a estar en poder del padre para poder atravesar las distintas aduanas".
De esa manera, el abogado consideró que el cambio de calificación a Solís "afirmaría un poco más la intelectualidad del hecho y hay un interés directo. Esta persona que se involucra tenía la posibilidad de perder a su pareja al menos por un tiempo para que retorne a España a discutir la tenencia. Creo que hay varios elementos que reforzaría más la hipótesis de señalarlo a Solís como autor material del hecho".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico