Tarifazo al gas: ratifican topes de hasta 400% para residenciales y 500% para pymes

La resolución de la cartera establece que las diferencias entre los nuevos cuadros tarifarios y los montos que hayan sido efectivamente facturados, serán aplicadas como descuento sobre las facturas de los usuarios.

El Gobierno aprobó, a través de resoluciones del Ministerio de Energía y Minería y del Enargas (Ente Nacional Regulador del Gas), los nuevos cuadros tarifarios del fluido que rigen desde ayer con incrementos de hasta 300% (cuatro veces más) para los usuarios residenciales de la categoría R1-R23; de 350% para el escalón R31-R3; de 400% para usuarios R34; y de 500% para la categoría SGP. Habrá aumentos cada 6 meses.
El ministro de Energía, Juan José Aranguren, dio detalles del nuevo cuadro tarifario, que rige desde ayer, y ratificó que las subas promedio será de 203% para la mayoría de los usuarios residenciales.
Además se amplió el universo de los que puede acceder a la tarifa social. "Todo los que cobren un ingreso por debajo de $15.120 estarán alcanzados", informó Aranguren y ratificó que incluye a jubilados y trabajadores en actividad. También estarán incluidos en este segmento los veteranos de guerra y aplicará también a electrodependientes o discapacitados, además de que el miércoles saldrá una resolución para incluir a entidades de bien público (clubes de barrio) en el cuadro de tarifas residenciales.
Asimismo, se modificó el cuadro tarifario para las pymes. En el caso de las categorías P1 y P2 en lugar de una aumento de 600%, como se anunció en un principio, será de 277%. En tanto que para los P3 el incremento será de 369% y no de 572%.
El caso de los usuarios SGP corresponde a los sectores comercial e industrial, cuyas entidades fueron las que más litigaron en los tribunales y que lograron recortar el aumento tarifario anunciado inicialmente.
Según explican las resoluciones publicadas en el Boletín Oficial, la rebaja del precio del gas natural es de 72,6% promedio en relación con el nivel establecido por el Ministerio de Energía y Minería en abril pasado, y que fuera suspendido por la Corte Suprema.
El "sendero de gradualismo", en línea con lo ordenado por el máximo tribunal, también alcanzará a las categorías P1, P2 y P3, que incluye a usuarios comerciales e industriales de menores consumos.
La cartera que conduce Juan José Aranguren resaltó que la reducción de subsidios propiciada en abril pasado se alcanzaría recién dos años después, comenzando por una rebaja promedio de esas subvenciones de 81 al 50% en las facturas que reciben los hogares desde este mes.
La resolución 212 de Energía añade que la adecuación de los precios del gas será progresiva, a un ritmo semestral (en abril y octubre de cada año), a fin de alcanzar en abril de 2019 la eliminación de los subsidios, salvo en los casos de la Patagonia, Malargüe y la Puna, que parten de precios inferiores al resto del país, por lo cual la reducción terminaría en 2022.
La medida gubernamental contempla tarifas diferenciales para quienes "registren un ahorro en su consumo igual o superior al 15% con respecto a igual período del año anterior".

LOS TOPES
El texto normativo aclara que "los límites de incremento sobre los montos finales facturados establecidos se aplicarán siempre que el monto total de la factura supere la suma de $250".
De acuerdo con la resolución, tras el ajuste el 56% para los usuarios residenciales de las categorías de menor consumo la factura será de $107 por mes (sin impuestos), considerando un año de consumo promedio, "mientras que, si consumieran gas en garrafas en lugar de gas natural, por el mismo consumo pagarían $ 300".
Los usuarios residenciales de la categoría media de consumo, que suman 31% del total, pagarán un promedio de 371 pesos por mes, mientras que el 13% de domicilios que pertenece a la categoría más alta pagará un promedio de 953 pesos por mes.
Las normas del Ministerio y del Enargas mantienen la tarifa social prevista con beneficio del 100% para el precio PIST (gas en boca de pozo), lo que "asegura protección a los sectores socio-económicamente más vulnerables, garantizando subsidios a quienes verdaderamente los necesitan".
El beneficio, se indica, posibilitó "cubrir las necesidades de aproximadamente 1.700.000 hogares, lo que equivale a cerca del 20% de la totalidad de hogares que tienen acceso a la red de gas natural".

SUBSIDIOS
Mediante el ajuste, el gobierno podrá avanzar en la actualización del precio del gas en boca de pozo con un incremento de 203% promedio para los usuarios residenciales, según explicó el ministro de Energía, Juan José Aranguren, en la audiencia pública.
La resolución de la cartera establece que las diferencias entre los nuevos cuadros tarifarios y los montos que hayan sido efectivamente facturados, serán aplicadas como descuento sobre las facturas de los usuarios.
Durante la conferencia de prensa, el funcionario ratificó que el Gobierno va a subsidiar el consumo de gas "solo a aquellos que lo necesitan", a partir de "un sendero gradual y previsible de reducción de los subsidios" que llegarán a "cero en 2019".
El funcionario comentó también cuáles fueron los "puntos principales" de la audiencia pública del 16 de setiembre, en la que se discutió el ajuste tarifario".
Entre ellos, enumeró: "el costo de producción por precio de gas en boca de pozos, cómo se accede a la tarifa social, el sendero de precios, cómo se compara el precio del gas en la Argentina con otros países de la región y qué va a pasar con las pymes".
En conferencia de prensa, Aranguren puntualizó además que la tarifa social "abarca a cerca de 1,7 millón de hogares, un poco más del 20% de la gente que tiene acceso a la red de gas natural. Quienes no tienen acceso, tienen apoyo del Estado" para la adquisición de garrafas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico