Tascón estará en prisión hasta que sea sometido a rueda de reconocimiento

El secuestro del mameluco azul, sus particulares anteojos recetados y cuatro teléfonos celulares, son las pruebas más importantes que incriminan a Leonardo Tascón en el robo a "Seguros Rivadavia". El individuo que hace poco había recuperado la libertad tras cumplir condena fue imputado por robo agravado y estará en prisión preventiva hasta que se realice la rueda de reconocimiento la semana próxima.

Tres de las víctimas del violento robo armado perpetrado el lunes en una aseguradora de las calles Jornada y Crónica brindaron peculiares detalles que permitieron a los investigadores llegar a dar con uno de los sospechosos del asalto. En un lapso de 48 horas se identificó a uno de los presuntos autores como Leonardo Francisco Tascón (25), quien fue detenido en la tarde del miércoles.
En febrero Tascón comenzó a gozar de la libertad condicional por la condena de ocho años que se le impuso en 2011 por el robo al locutorio de la avenida Portugal, ocurrido el 6 de noviembre 2010 en el que su propietario Sergio Aballar recibió un disparo en el abdomen y quedó cuadripléjico. Allí también se le sumaron otros tres legajos.
La audiencia de control de detención de ayer por el asalto a la compañía de seguros se celebró en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia y estuvo presidida por el juez penal Miguel Angel Caviglia. Se trata del mismo magistrado que el miércoles había autorizado la orden de detención de Tascón. El imputado fue asistido por el defensor público Ariel Quiroga.
En el comienzo de la audiencia la funcionaria fiscal Verona Dagotto expuso las circunstancias en las que se produjo el asalto. Primero ingresó al local un individuo que vestía prendas deportivas y preguntó por el monto del seguro de un Chevrolet Astra modelo 2011. Luego, hizo su aparición un individuo que sería Leonardo Tascón. Vestía un mameluco azul y particulares anteojos. Desde el interior del negocio le abrieron a través del portero eléctrico.
Los individuos dijeron que andaban juntos y en un momento dado el delincuente del mameluco extrajo un arma para advertir que se trataba de un asalto. Golpeó a la propietaria de la aseguradora con la culata del arma y amenazó de muerte a todos los presentes inclusive a las dos niñas –una la hija de la dueña y otra una amiga de esta- que se escondieron debajo de una mesa.
Los asaltantes huyeron con dos notebooks, cuatro teléfonos celulares y 4.000 pesos. Se presume que lo hicieron a bordo de un vehículo que estacionaron a más de una cuadra del lugar. Una cámara de seguridad de una vivienda captó a los delincuentes, pero no se pudo reconocer sus rostros.

PRESO

La fiscal pidió al juez que Tascón sea imputado por el delito de robo agravado por el uso de arma de fuego, cuya actitud para el disparo no pudo ser acreditada. Requirió un mes de prisión preventiva y seis meses para concluir con la investigación. Además, mencionó que la rueda de reconocimiento en caso de ser positiva reforzará la investigación fiscal.
Mientras, el defensor se opuso a la imputación y sostuvo que la Fiscalía no había probado la participación de su cliente. En tanto, el propio sospechoso accedió a su derecho a declarar y afirmó que en esos momentos del robo él se encontraba junto a su familia.
Como medida sustitutiva de la prisión, Quiroga pidió que Tascón cumpla presentaciones semanales ante la justicia. En su resolución, el magistrado otorgó la prisión preventiva del acusado hasta que se concrete la rueda de reconocimiento durante la semana próxima.
Además la Fiscalía espera realizar la apertura de los teléfonos celulares secuestrados en la vivienda de la madre de Tascón, en la calle Dabrowski casi Rivadavia del barrio Quirno Costa, y el reconocimiento del mameluco y los anteojos recetados del individuo.
La fiscal espera que en el lapso de un mes presentar la acusación contra el imputado quien ya no contaría con beneficios carcelarios en caso de ser condenado como reincidente.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico