¿Te animás a unas vacaciones en el Titanic?

Realizarán una réplica del Titanic que se estima zarpará en 2018 de la mano de la compañía Blue Star Line, que está empeñada en revivir a una de las embarcaciones más míticas de todos los tiempos.

El multimillonario australiano Clive Palmer en febrero del 2013 en Nueva York presentó el diseño del Titanic II.
El ambicioso proyecto de construir una réplica exacta del famoso transatlántico que se hundió en su viaje inaugural en las gélidas aguas del Atlántico la noche del 14 al 15 de abril de 1912 y provocó la muerte de 1.514 personas, podría hacerse realidad.
Si bien actualmente se encuentran en proceso de desarrollo, planean que sea una copia exacta pero modernizada del transatlántico. James McDonald, el director de marketing de la compañía que Palmer creó para construir el Titanic II, la Blue Star Line, declaró que el proyecto simplemente se retrasó, pero que el nuevo transatlántico se pondrá en marcha en el 2018, dos años más tarde de lo previsto inicialmente. Un retraso que no parece haber enfriado los ánimos de los potenciales viajeros, que han llegado a ofrecer más de 800.000 euros para tener la oportunidad de participar en el primer viaje, según Blue Star Line.
Con sus declaraciones, McDonald sugiere que Palmer, de 61 años y con una fortuna estimada entre 500 y 800 millones de euros, parece dispuesto a no reparar en gastos para ver convertida en realidad su iniciativa más audaz. Un capricho que no es otro que el de recrear el Titanic tal y como era cuando zarpó del puerto de Sou­thampton en 1912, pero con todas las comodidades y medidas de seguridad de un barco del siglo XXI.
Para aquellos que temen que el nuevo Titanic sufra el mismo destino que su predecesor, se debe tener en cuenta que éste sólo se parecerá al original en la forma, y estará completamente modernizado. Para empezar, su construcción no se realizará en los astilleros Harland & Wolff de Belfast, sino en los de la empresa estatal china CSC Jinling, que se encarga de fabricar los cargueros que transportan las materias primas que se extraen de las minas de Palmer.
Eso sí, el nuevo Titanic será igual de largo (270 metros) y de alto (53 metros), aunque será cuatro metros más ancho para cumplir con las modernas normas de seguridad. Dispondrá de 840 camarotes para acomodar a 2.400 pasajeros y su tripulación será de 900 personas.
Su viaje inaugural tampoco cubrirá el trayecto original, entre Southampton y Nueva York, sino que se realizará entre el puerto chino de Jiangsu y Dubái, en los Emiratos Árabes Unidos.
El Titanic se hundió en el año 1912 después de colisionar contra un iceberg, y en este trágico accidente murieron más de 1500 personas. La réplica tendrá un costo de aproximadamente 430 millones de dólares, lo cual es un aumento considerable en comparación con los casi 8 millones de dólares que costó fabricar el original.
Las imágenes, aunque computarizadas, prometen una réplica casi exacta del Titanic, barco que fuera el más grande del mundo para su momento, pero que actualmente no sería tan grande como los transatlánticos modernos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico