Techos volados y postes de telefonía a punto de caer

Hasta este momento, las ráfagas alcanzaban los 113 km/h, por lo que Defensa Civil y la secretaría de Seguridad se abocaban a las urgencias mientras las guardias se reforzaban para acudir con ayuda a la comunidad.

Al menos una vivienda en el barrio Abel Amaya habría sufrido la voladura del techo en la ventosa jornada de este jueves donde hubo ráfagas que alcanzaron los 113 kilómetros por hora.

Durante las primeras horas de hoy según informaron a El Patagónico desde la secretaria de Seguridad los daños no serían de gravedad.

Sin embargo, describieron que se recibieron varios llamados de vecinos que alertaban sobre postes de telefonía a punto de caer o en algunos casos quebrados en varios puntos de la ciudad, entre ellos; en Avenida Patricios llegando a Kennedy, calle 10 de Noviembre, Lisandro de la Torre y el barrio Médanos.

Héctor Quisle, a cargo de la secretaría de Seguridad explicó a este medio que se trata de postes de la empresa Telefónica Argentina a quienes se les ha cursado desde el municipio los reclamos pero sin tener ningún tipo de respuesta y sin atender las urgencias.

"Estamos reclamándole en todos lados y no dan respuestas" apuntó el funcionario quien adelantó que como consecuencia "le vamos a cursar una notificación al Ente Regulador" al entender que tanto los organismos estatales "estamos para las urgencias de los vecinos con Defensa Civil pero son ellos los que tienen responsabilidad del mantenimiento de los mismos".

Durante la jornada expresó que estarán atentos a cualquier situación o urgencia de la comunidad por eso las guardias iban a ser reforzadas.

Temporal de viento en zona de quintas II

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico